Desde primeros de este mes de abril y de manera permanente, alrededor de 200.000 restaurantes y bares de México DF eliminarán los saleros de sus mesas y barras como apoyo a la campaña ‘Menos sal, más salud’, una iniciativa para concienciar a los ciudadanos de los daños que un consumo excesivo de este ingrediente provoca […]

Desde primeros de este mes de abril y de manera permanente, alrededor de 200.000 restaurantes y bares de México DF eliminarán los saleros de sus mesas y barras como apoyo a la campaña ‘Menos sal, más salud’, una iniciativa para concienciar a los ciudadanos de los daños que un consumo excesivo de este ingrediente provoca sobre la salud, especialmente en quienes sufren hipertensión.

Según informa el diario mexicano El Universal, el secretario de Salud del gobierno local de Ciudad de México, Armando Ahued, explicaba en la presentación oficial de la campaña que esta medida no supone ninguna prohibición para los clientes, sino que se trata de una iniciativa para contrarrestar la arraigada costumbre nacional de añadir sal a los alimentos, incluso antes de haberlos probado.

 En términos generales, la afición a la sal se encuentra muy extendida entre los mexicanos, que la añaden a multitud de preparaciones, desde la tradicional costumbre de tomar sal y limón con el tequila, hasta sal y ají con frutas y dulces, pasando por la popular ‘michelada’, cerveza helada con sal, limón y una mezcla de salsas. 

 La medida forma parte de un acuerdo suscrito entre el Departamento de Salud, la Asociación Mexicana de Restaurantes y la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).


{jathumbnail off}