El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, inauguró ayer en Shanghái la XV Feria Food&Hotel, el evento agroalimentario más importante de Asia y que despierta un importante interés entre los distribuidores, importadores y clientes finales. El pabellón español, de 720 metros cuadrados, es el segundo más grande de la feria después del de […]

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, inauguró ayer en Shanghái la XV Feria Food&Hotel, el evento agroalimentario más importante de Asia y que despierta un importante interés entre los distribuidores, importadores y clientes finales.

El pabellón español, de 720 metros cuadrados, es el segundo más grande de la feria después del de Taiwán. La participación española en este evento, organizada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio a través del ICEX, se enmarca dentro de la estrategia oficial para introducir en el mercado chino a diversos sectores exportadores españoles.

Durante su intervención, el ministro defendió la ‘Dieta Mediterránea’ y el rico patrimonio alimentario español.  “Nuestro país cuenta con una potente y moderna industria alimentaria. Somos el primer país productor y exportador de aceite de oliva, y el primero en superficie de viñedo, contando con más de un centenar de vinos con indicación geográfica de calidad”, señaló Sebastián, quien destacó que los dos rasgos más importantes de nuestra gastronomía son la calidad y la variedad.

Con la participación de 68 empresas españolas

La participación española en la feria está formada por 68 empresas, principalmente PYMES. Aunque la variedad de productos españoles expuestos es elevada, predominan los vinos, aceites y cárnicos, incluido el jamón. Entre los expositores hay también conservas, café, pescados, mariscos, especias, frutos secos, miel, fruta, sidra, cerveza y dulces españoles.

Uno de los atractivos de la promoción del Ministerio de Industria español en la feria de este año es la presencia, a través del ICEX, de dieciséis empresas dentro del Plan de Iniciación a la Promoción Exterior (PIPE), destinado a formar a compañías que comienzan el proceso exportador. Estas empresas representan los más diversos sectores agroalimentarios y acuden a Shanghái con el propósito de comenzar a vender sus productos en el gigante asiático.

Las exportaciones agroalimentarias españolas a China

Las exportaciones de productos agroalimentarios españoles a China para el primer semestre de 2011 alcanzaron los 117 millones de euros, un 60% más que el mismo periodo del año pasado. Extrapolando este dato se prevé un resultado final para 2011 de unos 290 millones de euros. En 2010 el total de las exportaciones en este sector ascendió a 182 millones de euros.

El sector agroalimentario supone un 4,28% del total de las exportaciones de España a China. Las bebidas y el vinagre son ya la primera partida en importancia para la exportación española agroalimentaria en China gracias al empuje del vino y el brandy.