La miel de la comarca extremeña de Villuercas e Ibores es única. Tanto, que ha dado lugar a una miel con Denominación de Origen Protegida, un producto natural producido por las abejas Apis Mellíferas a partir del néctar de las flores que liban, transforman y combinan con sustancias específicas propias y almacenan, dejando madurar en los panales de la colmena.

Su riqueza en azúcares demuestra el gran valor alimenticio y energético, con la ventaja de que estos azúcares son simples y no necesitan transformación en nuestro organismo, pasando directamente a la sangre. Y es que las mieles, sobre todo las mieles oscuras o mieles de ‘mela’, proporcionan al organismo sustancias minerales de gran interés alimenticio, además de contener también fermentos y diastasas que ayudan eficazmente a la digestión de otros alimentos.

Pero, además de su calidad alimenticia, el hecho de disponer de una figura de calidad otorgada por la Unión Europea, como es la Denominación de Origen Protegida, supone un respaldo oficial a la carta de naturaleza de estas mieles, de un suelo, un clima, un agua y unas plantas que no se conjuntan y equilibran en cualquier otro lugar, y que en la cocina dan lugar a platos como esta Mousse de cuajada con salsa de miel DOP Villuercas-Ibores y nueces, una receta ofrecida por la DOP Miel Villuercas-Ibores.

Mousse de cuajada con salsa de miel y nueces

INGREDIENTES

  • 1 litro de leche de oveja
  • 12 gotas de cuajo o cuajo en polvo
  • 100 g de miel D.O.P. Villuercas-Ibores
  • 100 g de azúcar
  • 300 ml de nata líquida
  • 50 g de nueces peladas
  • Menta fresca
  • Un hierro para quemar

ELABORACIÓN

Ponemos a calentar el hierro en el fuego o el horno. Ha de calentarse mucho, candente.

Mientras tanto ponemos en un puchero la leche de oveja y el azúcar. Lo mezclamos bien y dejamos que hierva.

Seguidamente introducimos dentro de la leche el hierro candente, con cuidado de no quemarnos. Es posible que salte un poco de leche. Con este proceso le damos a la leche ese tono medio quemadito de las cuajadas, ya que el hierro va quemando la leche que se encuentra a su alrededor.

Colamos la leche para quitar el hierro y la dejamos templar a unos 50 grados. Cuando la leche esté a la temperatura indicada añadimos las 12 gotas de cuajo y movemos para que cuaje en el mismo bol. Metemos en el frigorífico para que coja consistencia.

Una vez cuajada la sacamos y la trituramos en una batidora. Hay que dejarla bien fina, sin grumos.

Montamos la nata líquida. Cuando esté a medio montar le añadimos la cuajada triturada. Mezclamos bien.

Repartimos en moldes pequeños o en uno solo más grande y dejamos que enfríe en el frigorífico.

En una sartén, a fuego suave, ponemos la miel y esperamos a que caramelice. A continuación añadimos las nueces troceadas. Queremos conseguir un caramelo líquido para que las nueces queden bien cubiertas, pero sin llegar a garrapiñar.

Para presentar este plato sacamos la mousse del molde y la disponemos en el centro de un plato. Añadimos el caramelo con nueces, ya frío, en hilos, dejando que los trocitos de nuez caigan por encima de la mousse. Decoramos con hojitas de menta fresca.

Resumen
Nombre receta
Mousse de cuajada con salsa de miel y nueces
Publicado el...
Calificación
5 Based on 1 Review(s)
Mousse de cuajada con salsa de miel y nueces
79%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%