Josean Alija, jefe de cocina del restaurante Nerua del museo Guggenheim Bilbao (una estrella Michelin y tres soles Repsol), ha publicado su primer libro, Muina, que saldrá a la venta el próximo mes de junio. Nerua es el refugio y a la vez el escenario para la proyección de la cocina de Josean Alija y, […]

Josean Alija, jefe de cocina del restaurante Nerua del museo Guggenheim Bilbao (una estrella Michelin y tres soles Repsol), ha publicado su primer libro, Muina, que saldrá a la venta el próximo mes de junio. Nerua es el refugio y a la vez el escenario para la proyección de la cocina de Josean Alija y, Muina, el concepto que mejor define su filosofía culinaria. Un término genérico “que sintetiza lo que soy y cuál es mi propuesta”, revela el cocinero.

Este primer proyecto editorial de Alija permite plantear el proceso creativo como un viaje al origen de las cosas, a su raíz, para así desarrollar plenamente sus auténticas potencialidades. Tratando siempre de describir sensaciones redondas, completas, placenteras. Porque eso es precisamente lo que encierra Muina a través de sus páginas: una representación muy personal del mundo, de la cocina, de Bilbao y de la realidad que rodea al chef bilbaíno.

Valores constantes

La obra se estructura en tres capítulos: Alma, Filosofía y Creaciones. La asunción, la concreción y la fidelidad a unos valores provocan que Josean Alija siga siempre, constante, un mismo camino. El mismo que le lleva ahora por la senda editorial para compartir con sus lectores conocimiento, investigación, proyectos, vivencias y emociones.

A través de las líneas de su primer libro, Josean Alija crea y recrea un lenguaje propio, una manera de cocinar diferente, que no se deja llevar por las modas sino por el momento, sin dejar de ser él mismo. Sabiendo que desarrollar su propio mensaje es un proceso en constante evolución y cuyo resultado es incierto. Consciente de que, en definitiva, ése es el camino más difícil.

Fiel a su idea de emplear pocos ingredientes en un plato para buscar un resultado bello y sencillo a la vista, describe cómo surge y qué le sugiere cada uno de sus platos; vegetales, ligeros, esenciales, llenos de aromas y texturas. Una completa presentación donde el toque dulce, Sweeture, un símbolo dentro de su particular visión culinaria, un concepto ligero, saludable y actual, redondea este trabajo.


{jathumbnail off}