Londres tiene fama de ser una ciudad perfecta, todo el año, en casi todos sus aspectos. Pero, especialmente en Navidad, la ciudad retoma todo su esplendor y ofrece la mejor escapada que uno pueda imaginar.

Y es que hay muchas razones por las que, al menos una vez en la vida, hay que pasar la Navidad en Londres.

LA ILUMINACIÓN. Si la iluminación navideña es ya de por sí un ritual, Londres puede presumir de ser una de las ciudades que mejor saben hacerlo en materia de iluminación. Desde la torre de Londres a Harrods y pasando por Piccadilly Circus, ver los edificios más emblemáticos de la ciudad vestidos con sus mejores galas no tiene precio. Se inauguraron el pasado 6 de noviembre.

EL ESPÍRITU NAVIDEÑO EN TRAFALGAR SQUARE. Durante todo el mes de diciembre, bajo el majestuoso árbol iluminado de 20 metros de altura que hay en la plaza de Trafalgar Square se pueden vivir, en directo, las más clásicas canciones navideñas. Desde 1947, este árbol es donado año tras año desde Noruega como reminiscencia del apoyo de Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial. Por cierto, los abetos noruegos de estos tamaños son sublimes y tienen por lo menos 100 años de antigüedad.

LOS DELICATESSENS DE FORTNUM & MASON. Las cestas de regalo de los grandes almacenes de lujo Fortnum & Mason son todo un clásico de la Navidad en Reino Unido. Es un imprescindible para quienes busquen una exquisita selección de delicias y productos gourmet. Es, definitivamente, de visita obligatoria, aunque solo sea por cotillear y disfrutar del edificio que, por cierto, su arquitectura y decoración son una maravilla.

PATINAR SOBRE HIELO. La temporada de patinaje sobre hielo al aire libre en Londres ya ha comenzado. Además de típico, es un plan de lo más divertido que se puede realizar en los lugares más insospechados. Las mejores pistas de patinaje de la ciudad se pueden consultar en esta dirección.

AUTORREGARSE UN MUSICAL. De vez en cuando no está mal darse un capricho y disfrutar de un musical, un género del que Londres cuenta siempre con algunos de los mejores del mundo. Desde clásicos hasta las obras más navideñas están esperando en el West End.

VOLVER A LA INFANCIA EN HAMLEYS. En esta época del año la visita a la tienda de juguetes más famosa de Londres es algo que no tiene precio. Todo lo que uno imagine está aquí, desde los juguetes más tradicionales a los más originales. El sitio ideal para adelantar alguna compra navideña.

LA DECORACIÓN DE HARRODS. Tanto por dentro, como por fuera, Harrods en Navidad será la foto perfecta para lucir en Instagram.

SEGUIR LOS PASOS DE HARRY POTTER. La Navidad en Hogwarts es de lo más divertida, y es fácil recrearla uno mismo con una visita guiada por Londres. El tour de Harry Potter pasa por un gran número de escenas de la película y en este mercado en concreto la decoración en esta época es mágica.

TOMARSE UN ‘MULLED WINE’ EN WINTER WONDERLAND. Fríos pero pintorescos paseos, una pista de hielo, numerosas oportunidades para conocer a Santa Claus y un mercado alemán con los mejores vinos calientes y especiados te esperan en esta famosa feria navideña. La entada a Winter Wonderland es totalmente gratuita ya que se encuentra en el famoso parque de Hyde Park.

LAS COMPRAS NAVIDEÑAS. Las rebajas en Londres se adelantan al día 26 de diciembre, de modo que resulta muy difícil volver a casa sin haberse llevado alguna ganga.

Resumen
Título
Navidad en Londres: la ciudad en todo su esplendor
Descripción
Londres tiene fama de ser una ciudad perfecta. Pero, especialmente en Navidad, la ciudad retoma todo su esplendor y ofrece la mejor escapada que uno pueda imaginar.
Autor