Por cuarto año consecutivo los vecinos de Boadilla del Monte verán recuperada una labor tan antigua como la del pastoreo de ovejas durante unos días. Más de 700 animales pastan ya en los alrededores de esta localidad madrileña como parte de los trabajos de prevención de incendios.

Las ovejas, procedentes de Valladolid, han atravesado hoy domingo varias partes de la localidad hasta llegar al paraje conocido como el Monte de Boadilla, donde permanecerán varios días para limpiar la zona de pastos.

Esta actividad forma parte de los trabajos preventivos que se ponen en marcha en épocas de bajo riesgo de incendios para dejar preparadas para el verano las zonas más sensibles al fuego.

La Comunidad de Madrid no ha tenido que enfrentarse este año ningún gran incendio, y de los 347 que se registraron, el 82% de ellos quedó en tan solo un ‘conato’, lo que supone un porcentaje de casi 10 puntos de mejora sobre la media nacional. Además, la superficie arbolada quemada este año no superó la hectárea, una situación muy debajo de la media en años anteriores.