Los pastores de ovejas y cabras, acostumbrados a pasar largas jornadas con la única compañía de sus perros y rebaños, saben lo que es sentir la soledad. Por eso, en estos momentos, muchos de ellos se han ofrecido para compartir telefónicamente experiencias, pensamientos y un rato de su tiempo con personas que se sienten solas.

El confinamiento en nuestras casas al que ha obligado la actual crisis sanitaria ha elevado exponencialmente el número de personas que se han quedado aisladas, tanto en sus domicilios habituales como en las residencias de ancianos o en las instalaciones médicas donde se mantienen ingresados a los contagiados.

Por ello, la Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (INTEROVIC), como entidad encargada de agrupar y representar a todos los ganaderos y pastores de ovejas y cabras de España, se ha encargado de canalizar la voluntad de sus miembros para ayudar en algo en lo que son verdaderamente expertos: lidiar con la soledad. Acostumbrados a pasar largas jornadas con la única compañía de sus perros y rebaños —jornadas que para los que practican la trashumancia pueden prolongarse durante meses—, los pastores han desarrollado la capacidad de integrar el hecho de estar solo en su día a día.

De la soledad del confinamiento al sosiego del campo

Una experiencia que puede ser de mucho valor para quienes la soledad del confinamiento ha llegado a convertirse en un problema. Porque gracias a esta iniciativa, Compartiendo Soledad, todas aquellas personas que se encuentren en esta situación —mayores que viven en sus casas, quienes lleven tiempo sin poder ir a ver sus familiares o allegados, los ingresados en centros hospitalarios, ancianos que permanecen en las residencias sin poder recibir visitas del exterior…—, si lo desean, tan solo tendrán que podrá marcar un número de teléfono, 91 002 74 79, y pedir a la operadora que le pasen con cualquiera de los pastores voluntarios que se han prestado, de manera totalmente desinteresada, a colaborar con esta iniciativa.

De este modo podrán llegar a sentir algo de tranquilidad gracias a conversar con alguien tan acostumbrado a estar largas temporadas solo, que ha hecho de ello su modo de vida.

Pastores al teléfono

La iniciativa Compartiendo Soledad es una centralita donde, desde cualquier punto de España, se puede llamar, al coste habitual de una llamada a teléfono fijo. Un coste que para muchos usuarios será gratuito por la implantación de tarifas planas. De lunes a viernes, y en un horario de nueve de la mañana a seis de la tarde, se coordina la implicación de los pastores voluntarios para que todos los que lo necesiten puedan conversar.

Resumen
Pastores que ayudan telefónicamente a combatir la soledad del confinamiento
Título
Pastores que ayudan telefónicamente a combatir la soledad del confinamiento
Descripción
Los pastores de ovejas y cabras saben lo que es sentir la soledad. Por eso, en estos momentos de confinamiento muchos de ellos se han ofrecido para compartir telefónicamente experiencias, pensamientos y un rato de su tiempo con personas que se sienten solas.
Autor