Carne magra y pimentón de primera calidad, sal, ajo y tripa de cerdo natural son los ingredientes necesarios para elaborar el chorizo tradicional riojano. Y para disfrutarlo, un vaso de vino de Rioja que acompañe la conversación y el dialogo. Así de sencillo, así de natural.

Y para salvaguardar la excelencia del producto, se ampara bajo la IGP Chorizo Riojano, promovida por el Gobierno de La Rioja, que sirve para garantizar el sabor auténtico del chorizo elaborado en La Rioja y que se distingue del resto por su sabor suave, aromático, ligeramente picante y especiado y su color rojo intenso.

La Rioja es universalmente conocida por ser la tierra con nombre de vino, pero unida a su tradición vintivinícola está igualmente la tradición gastronómica. La elaboración del chorizo riojano se remonta a muy antiguo.No hay almuerzo, merienda o comida de celebración, donde no estén presentes un plato de chorizo y un buen vaso de vino.

La geografía de la región y su accidentada orografía, con dos cadenas montañosas que la delimitan por el norte y el sur, crea un microclima frío y seco excepcional para la curación y la conservación de los derivados del cerdo. En el caso del chorizo los pueblos de los valles del Najerilla, del Iregua y del Leza, han sido desde siempre los de mayor tradición chacinera. Cuando la industrialización llega a La Rioja en la segunda mitad del siglo XIX, es fácil adivinar que en estas comarcas se desarrollará una potente industria cárnica.

Actualmente, el chorizo amparado por la Indicación Geográfica Protegida Chorizo Riojano se caracteriza por su forma de sarta o herradura, con un calibre de 30-40 mm. y un peso mínimo de 200 gramos. Consistencia firme y compacta, generalmente de aspecto rugoso, de corte liso, bien ligado y en el que se aprecia una diferenciación clara entre carne y grasa, definen este producto que en la cocina da lugar a platos como estas Patatas rellenas con chorizo riojano, una receta ofrecida por la IGP Chorizo Riojano.

Patatas rellenas con chorizo riojano

INGREDIENTES

  • 4 patatas rojas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 100 g de chorizo riojano
  • 150 g de queso gouda rallado
  • 70 g de crema agria
  • 1 puñado de cebolleta fresca picada (sólo la parte verde)

ELABORACIÓN

Precalentar el horno a 200 ºC.

Perforar las patatas con un tenedor, envolverlas en papel de plata y hornearlas durante aproximadamente 50 minutos o hasta que al pincharlas con un palillo estén blandas. Sacar del horno y dejar enfriar.

Cortar las patatas por la mitad y sacar la carne con una cuchara. (Podemos guardar esta parte de la patata para otra receta, como puré de patata o gnocchis).

Untar las pieles de la patata con la mantequilla derretida y sazonar las patatas con sal y pimienta.

Colocar el queso gouda sobre las barquitas de patata, poner el chorizo cortado por encima y hornear durante unos 5 minutos o hasta que el queso se haya fundido.

Sacar del horno y decorar con crema agria y cebolleta picada por encima.

Resumen
Nombre receta
Patatas rellenas con chorizo riojano
Publicado el...
Calificación
5 Based on 1 Review(s)
Patatas rellenas con chorizo riojano
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%