Un paseo por la región de Madrid viajando en trenes históricos, con rutas que incluyen la visita a enclaves tan especiales como Alcalá de Henares, Aranjuez, y San Lorenzo de El Escorial, en los tres casos lugares declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

A través del programa Rutas Turísticas, la Comunidad de Madrid propone descubrir, viajando en trenes históricos, las tres ciudades monumentales de la región, que se encuentran a menos de 50 kilómetros del centro de Madrid: Alcalá de Henares (Patrimonio de la Humanidad), Aranjuez (Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad) y San Lorenzo de El Escorial (Monasterio, Monumento de Interés Mundial), todas ellas declaradas Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Estos trenes, singulares tanto por su diseño como por sus actividades turísticas y didácticas, muestran el pasado y el presente del ferrocarril, el medio de transporte que en el siglo XIX inauguró la época moderna con la revolución de las comunicaciones, y que ahora nos invitan a conocer mejor nuestro pasado descubriendo sus locomotoras históricas, coches con carrocería y asientos de madera, ventanas tipo guillotina y balconcillos en los extremos, mientras se contemplan árboles, plantas, pájaros, geología y pueblos con historia.

Tres trenes históricos

EL TREN DE FELIPE II. A unos 60 kilómetros del centro de Madrid se levanta uno de los conjuntos artísticos más espectaculares del entorno: el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Una de las formas más divertidas y originales de visitar este espacio es con el Tren de Felipe II, un convoy de vagones de la década de 1940. A bordo, algunos revisores caracterizados como personajes de la corte de Felipe II van introduciendo a los pasajeros en la atmósfera del imperio en el que nunca se ponía el sol.

Además del Real Monasterio y las Casas de Oficios aledañas, destacan también la Casita del Príncipe, la Casita de los Infantes o el Real Coliseo Carlos III. Toda la localidad preserva en buen estado la belleza arquitectónica de la época, sin olvidar maravillas naturales como La Herrería y el Pinar de Abantos.

El tren parte, los días de visita, desde la estación de Príncipe Pío a las 10:20 y regresa a Madrid a las 16:30 y a las 18:30, según temporada.

TREN DE CERVANTES. Miguel de Cervantes nació en 1547 en Alcalá de Henares, ciudad Patrimonio de la Humanidad. El Tren de Cervantes viaja desde Atocha hasta Alcalá de Henares representando alguno de los pasajes más famosos y recordando su obra más importante, El Quijote.

Descubrir la ciudad de Alcalá de Henares a través del Museo de su Casa Natal, de la Universidad o de otros edificios emblemáticos, es la mejor forma de acercarnos y comprender la obra de escritor único. La visita, que tiene lugar en 2018 del 7 de abril al 28 de julio y del 1 de septiembre al 8 de diciembre, se inicia en la estación de Madrid Atocha. Allí, animadores vestidos a la manera del Siglo de Oro reciben a los viajeros y posteriormente representan pasajes cervantinos durante el trayecto.

Desde el siglo XV, Alcalá de Henares es un destino europeo de turismo idiomático y cultural. Es imprescindible recorrer su centro histórico, el Corral de Comedias, uno de los más antiguos que se conservan en Europa, el Museo de la Casa Natal de Cervantes, el Parque Arqueológico Complutum y el Museo Arqueológico Regional.

EL TREN DE LA FRESA. Por último, durante las temporadas de primavera y otoño (en 2018, sábados y domingos, desde el 14 de abril al 21 de octubre, excepto julio, agosto y las tres primeras semanas de septiembre) se pone en marcha el Tren de la Fresa.

Desde 1984, este tren realiza su tradicional recorrido desde la estación de Príncipe Pío de Madrid a Aranjuez, localidad famosa por sus exquisitas fresas y cuyo paisaje cultural es Patrimonio de la Humanidad, recreando el primer trayecto ferroviario de la Comunidad de Madrid.

Resumen
Título
Tres trenes históricos para conocer el patrimonio de Madrid
Descripción
Un paseo por la región de Madrid viajando en trenes históricos, con rutas que incluyen la visita a enclaves tan especiales como Alcalá de Henares, Aranjuez, y San Lorenzo de El Escorial.
Autor