Según informan diversos medios latinoamericanos, el canciller (Ministro de Relaciones Exteriores) peruano Rafael Roncagliolo ha informado recientemente que su país ha formalizado una petición ante la Unesco para que su gastronomía sea considerada Patrimonio de la Humanidad, al igual que ya hizo hace unos meses con la cocina francesa, la dieta mediterránea y la cocina […]

Según informan diversos medios latinoamericanos, el canciller (Ministro de Relaciones Exteriores) peruano Rafael Roncagliolo ha informado recientemente que su país ha formalizado una petición ante la Unesco para que su gastronomía sea considerada Patrimonio de la Humanidad, al igual que ya hizo hace unos meses con la cocina francesa, la dieta mediterránea y la cocina tradicional mexicana.

El canciller peruano aseguró en una entrevista que “el gobierno está muy empeñado en alcanzar ese objetivo”, confirmando que ya ha mantenido una reunión con la directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Irina Bokova, con el objetivo de informarle sobre los detalles y razones que justifican la solicitud de su país.

“El reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad permite posicionar a la gastronomía peruana. Es una especie de condecoración. Eso es lo que significa y estamos muy empeñados en esta campaña por el reconocimiento de la cocina peruana”, señalaba el canciller en Panamericana Televisión, más conocida como Pantel, una de las principales cadenas privadas de televisión en el Perú.

Roncagliolo comentó también que la campaña peruana obedece a la necesidad de posicionar más productos peruanos en el extranjero y repetir experiencias exitosas de promoción del Perú, como la promoción de la ciudadela inca de Machu Picchu, la mayor atracción turística del país, considerada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1983 y como una de las nuevas maravillas del mundo desde 2007.

El nuevo auge de la cocina peruana

La gastronomía peruana ha alcanzado en los últimos años gran difusión internacional, impulsada en gran medida por el chef peruano Gastón Acurio, el cocinero más conocido e internacional de este país, propietario de la cadena de restaurantes Astrid&Gascón, con establecimientos en diversos países latinoamericanos y en Madrid, y situado en el puesto número 42 de la prestigiosa lista S. Pellegrino de los mejores restaurantes del mundo.

El apoyo de Ferran Adrià

Se estima que la gastronomía peruana generó unos 4.200 millones de dólares en 2010 y que alcanzará los 5.000 millones en 2011, según estadísticas del sector. En su reciente estancia en Perú con motivo de la feria gastronómica Mistura y su participación en la reunión del grupo G-9 compuesto por los cocineros más influyentes del mundo, Ferran Adrià destacó que “la autoestima que tiene el Perú por su gastronomía va a posibilitar que otras disciplinas tengan la misma autoestima, y haya más peruanos de “primer nivel mundial, como ya lo han logrado en la cocina”.