El Grupo Parlamentario del BNG (Bloque Nacionalista galego), ha reclamado ante el Parlamento autonómico la urgente adopción de “medidas para hacer frente a la práctica desaparición del pulpo» en el litoral gallego”. Igualmente, el grupo político pide a la Consellería do Mar que informe públicamente sobre las iniciativas que han sido adoptadas a lo largo […]

El Grupo Parlamentario del BNG (Bloque Nacionalista galego), ha reclamado ante el Parlamento autonómico la urgente adopción de “medidas para hacer frente a la práctica desaparición del pulpo» en el litoral gallego”.

Igualmente, el grupo político pide a la Consellería do Mar que informe públicamente sobre las iniciativas que han sido adoptadas a lo largo de los últimos años a favor del pulpo en el entorno geográfico de las rías gallegas, ya que en su opinión las capturas realizadas en la actual campaña han sido muy escasas, con el peligro que esto conlleva para la viabilidad económica del sector.

A través de un comunicado, el BNG responsabiliza a la Consellería gallega de «no tener en cuenta el comportamiento biológico del pulpo o sus épocas reproductivas y de reclutamiento a la hora de decretar las medidas técnicas en relación con esta especie».

La actual campaña registra mínimos históricos

La reclamación, presentada por el diputado nacionalista Bieito Lobeira, asegura que debido a la veda de esta especie, durante la campaña de este verano los pescadores de de bajura apenas han logrado capturar ejemplares de esta especie lo que ha dado lugar a que las lonjas y mercados centrales “registren mínimos históricos».

Si a esta situación se añaden las restricciones impuestas por la Unión Europea sobre otras especies como la merluza y la caballa, Lobería asegura que de mantenerse las actuales condiciones la flota de bajura se encontrará en una situación extrema, que amenaza su viabilidad futura.

Al parecer, en los últimos años, debido a una excesiva explotación, a pesar de las vedas impuestas, el pulpo autóctono de las rías gallegas –uno de los platos más típicos y solicitados en la región- va perdiendo presencia en estas aguas y en los establecimientos, siendo sustituido en muchas ocasiones por ejemplares procedentes de las costas africanas.