La próxima visita papal a Madrid y celebración de la Jornada Mundial de la Juventud está levantando muchas expectativas entre los establecimientos de hostelería y restauración de muchos municipios de la Comunidad, que esperan la masiva llegada de los peregrinos procedentes de todo el mundo. En casi todas las localidades, diversas asociaciones de bares y […]

La próxima visita papal a Madrid y celebración de la Jornada Mundial de la Juventud está levantando muchas expectativas entre los establecimientos de hostelería y restauración de muchos municipios de la Comunidad, que esperan la masiva llegada de los peregrinos procedentes de todo el mundo.

En casi todas las localidades, diversas asociaciones de bares y restaurantes han preparado ofertas especiales con un «menú del peregrino» a precios asequibles con el que atender a estos visitantes ocasionales.

En el caso de la ciudad de Alcorcón, donde con motivo de este evento se espera el hospedaje de 13.000 personas, se ha creado, además, ‘un postre del peregrino’, que en su diseño incluye la reproducción artesana de la bandera del Vaticano.

El alcalde de esta localidad, David Pérez, asegura que la ciudad se está volcando con la visita de los peregrinos que participan en las jornadas y que el evento será muy beneficioso para los restaurantes y comercios locales y ayudará a que la ciudad «pueda mejorar un poco su situación durante esos días».