Desafiando los prejuicios culturales y sociales de nuestro entono occidental, una startup española ha lanzado una gama de batidos con proteína de insecto para una dieta saludable y sostenible una propuesta con la que sus impulsores buscan integrar este tipo de proteína en la dieta mediterránea, considerada una de las más saludables del mundo.

La idea, desarrollada por la startup Becrit con el objetivo de reducir el consumo de proteína animal y responder así al reto de la sostenibilidad del planeta, ha surgido de la pasión por la gastronomía y la preocupación por el cambio climático de dos jóvenes emprendedores, Sergi Playà y Daniel Morató, cofundadores de esta compañía que ha lanzado al mercado una gama de batidos que contienen un 75 % de proteína, lo que equivale a 22,5 gramos por cada ración de 30 gramos.

La proteína proviene en su totalidad de una única especie de insecto, el buffalo worm o tenebrio molitor, comúnmente conocido como gusano de la harina, cuyas larvas se crían en una granja de Holanda, la más grande de Europa y entre las mayores del mundo, de cría de insectos para el consumo humano. Esta granja cuenta con más de cuarenta años de experiencia, controla las condiciones de su cría mediante inspecciones periódicas para asegurar la máxima calidad de los insectos y su validación para el consumo humano. Además, sigue las directivas de la UE y la FDA y, por tanto, no utiliza antibióticos, ni hormonas ni pesticidas.

La elaboración

El proceso de elaboración de los batidos es muy sencillo: se inicia con el tueste de los insectos, y a continuación se muelen para conseguir la harina, que será la que se mezclará con los ingredientes de sabor para obtener las diferentes variantes, además de añadir también otros ingredientes que colaboran a aportar un extra de antioxidantes y vitaminas para convertir el batido en un alimento completo. De momento, los sabores disponibles son: Fresa con chocolate blanco y un toque de baobab —que aporta propiedades antiinflamatorias y antioxidantes—, Vainilla con coco y un toque de canela —que combina el frescor del coco con el dulzor de la especia—, y Chocolate con maca, una planta originaria de Perú que mejora la resistencia, las funciones del sistema endocrino y es conocida por ser un antidepresivo natural.

Con la proteína de insecto en polvo, sin lactosa ni azúcar, actualmente esta joven compañía elabora únicamente esta gama de batidos, pero las aplicaciones de esta harina puede dar también un mayor aporte alimenticio a los smoothies, agregando frutas, o a las recetas de repostería como galletas, pancakes, magdalenas…

Proteína de insectos en la Dieta Mediterránea

Según sus impulsores, los beneficios de introducir la proteína de insectos en la Dieta Mediterránea serían, en cifras: para obtener un kilo de insectos se necesita una cantidad dos mil veces veces menor de agua, diez veces menos de alimento y un espacio trece veces menor que para producir un kilo de ternera.

Además, cuanta mayor superficie requiera la producción animal, menor será el espacio para bosques, lo que significa menos árboles para oxigenar el planeta. A esto le añaden que la ganadería representa el quince por ciento de la emisión de gases causantes del efecto invernadero, es decir tres mil veces más que para obtener la proteína de insecto.

Resumen
¿Proteína de insectos como parte de la Dieta Mediterránea?
Título
¿Proteína de insectos como parte de la Dieta Mediterránea?
Descripción
Una startup española ha lanzado una gama de batidos con proteína de insecto para una dieta saludable y sostenible una propuesta con la que sus impulsores buscan integrar este tipo de proteína en la dieta mediterránea, considerada una de las más saludables del mundo.
Autor