Este año se consumirán en España cerca de 30 millones de unidades de roscones, el dulce estrella de las festividades navideñas cuyo calendario de compra se va ampliando cada año, tanto en los días previos como en los posteriores al día de Reyes.

Así lo estiman desde la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (ASEMAC) que, en base a los datos ofrecidos por las empresas que forman parte de la asociación, calculan un crecimiento de un 5 % de la demanda de roscones de reyes con respecto a la anterior campaña navideña, en la que se consumieron más de 28 millones de unidades.

“El año pasado la campaña vino precedida de un entorno inflacionista en el precio de las materias primas, lo que hizo que las cifras de consumo se estancasen. Este año el entorno es distinto y las familias están apostando por su consumo”, explica en este sentido Felipe Ruano, presidente de ASEMAC.

Otra de las tendencias que se está notando año tras año es una mayor desestacionalización del consumo de este producto: “Cada vez percibimos que la demanda de roscones se adelanta más en el calendario. El clima prenavideño desde finales de noviembre hace que las familias lo consuman en otros momentos, más allá del tradicional consumo de los días 5 y 6 de enero”, comenta el presidente de la asociación panadera y pastelera.

Un poco de historia

El Roscón de Reyes, conocido en un principio como ‘Pan de Reyes’, nació en Francia durante el reinado de Luis XV y su composición permanece inalterable con el paso de los años. En su receta tradicionalmente han figurado ingredientes como harina de trigo, azúcar, mantequilla, huevos, leche, levadura, ron, agua de azahar, ralladura de naranja, ralladura de limón y sal, todo ello finalmente decorado con un surtido de frutas confitadas (melón, naranja, cereza), láminas de almendra, granillo azucarado, y una figurita o regalo sorpresa en su interior.

En la actualidad, es un bollo o pan dulce en forma circular o de rosca, elaborado con agua de azahar y decorado con frutas confitadas y azúcar que tradicionalmente se consume el día 6 de enero, festividad del Día de Reyes. Puede ir sin relleno o con relleno, normalmente con nata o trufa o algún otro relleno que es solicitado a cada pastelería. Las frutas confitadas o cristalizadas de colores —que pueden, o no, ir acompañadas de azúcar pulverizada—, representan según la leyenda las joyas de las coronas de los Reyes magos, y a veces se incluye también un haba seca que, según la tradición, “a la persona que la encuentra le toca pagar el roscón”.

Resumen
Este año consumiremos 30 millones de roscones de reyes
Título
Este año consumiremos 30 millones de roscones de reyes
Descripción
Este año se consumirán en España cerca de 30 millones de unidades de roscones, el dulce estrella de las festividades navideñas cuyo calendario de compra se va ampliando cada año, tanto en los días previos como en los posteriores al día de Reyes.
Autor