A través del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), la Comunidad de Madrid está llevando a cabo diversos programas de investigación agroalimentaria destinados a optimizar el rendimiento del cultivo del olivar, así como a mejorar la producción y calidad del aceite madrileño.

En la región hay 27.000 hectáreas de olivares, de las que más de 19.100 se dedican al cultivo de aceituna —3.000 hectáreas bajo criterios ecológicos—, tanto de fruto destinado a la elaboración de aceite como a su consumo de mesa. El IMIDRA también lleva a cabo acciones para la formación de profesionales en un sector que genera más de 5.000 puestos de trabajo en la Comunidad.

Esa labor investigadora del Instituto madrileño tiene lugar principalmente en La Chimenea, finca experimental y productiva en Aranjuez, donde actualmente se están recogiendo aceitunas procedentes de olivos a los que se han aplicado diferentes técnicas que han permitido mejorar la producción y recolección, reducir costes y obtener un fruto de mayor calidad en menos tiempo.

Zonas de olivar

“Todo este conocimiento no se queda en el IMIDRA, sino que se traslada al sector agroalimentario madrileño, tanto en el ámbito del cultivo como en el relacionado con la elaboración de aceite”, comenta el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán. Las zonas de la Comunidad con más olivares son Campo Real, Villarejo de Salvanés, Chinchón, Arganda del Rey, Morata de Tajuña, Colmenar de Oreja y Valderacete.

Los 35.000 kilogramos de aceitunas que está previsto recoger este año en La Chimenea se destinarán a la producción de aceite virgen extra para continuar con los ensayos e investigaciones y, finalmente, este aceite que se elabora se entrega posteriormente al Banco de Alimentos.

Dentro del IMIDRA se encuentra el Centro de Olivicultura, cuyo objetivo es fomentar y coordinar la investigación tanto en lo relativo a las técnicas y conocimientos aplicados al cultivo del olivo, como en lo que tiene que ver con la elaiotecnia, es decir, la elaboración, extracción y conservación de aceites. El centro dispone de 25 hectáreas en la finca La Chimenea, distribuidas en doce parcelas con diferentes diseños y objetivos, si bien en cada una de ellas se realizan ensayos con variedades, manejo del suelo, riego, marcos de plantación, olivar ecológico y poda, entre otras actuaciones.

Aceite de Madrid

La marca Aceite de Madrid, creada en 2007, ampara aceite de oliva virgen extra obtenido de aceitunas cultivadas y recolectadas en 127 municipios de la región. Se extrae mediante procedimientos mecánicos solo de frutos recogidos de los árboles (no se utilizan los que caen al suelo) de las variedades cornicabra y manzanilla —mayoritarias—, y otras como verdeja, carrasqueña, picual y gordal.

Para ser Aceite de Madrid, la aceituna debe ser transformada y envasada en esos mismos municipios. El resultado es un producto con una acidez máxima de 0,5 grados de ácido oleico.

Resumen
Proyectos de investigación para mejorar el cultivo y rendimiento del olivar
Título
Proyectos de investigación para mejorar el cultivo y rendimiento del olivar
Descripción
El IMIDRA está llevando a cabo diversos programas de investigación agroalimentaria destinados a optimizar el rendimiento del cultivo del olivar, así como a mejorar la producción y calidad del aceite madrileño.
Autor