Aunque en 2011 la Agencia Española Seguridad alimentaria y Nutrición (AESAN) ya había recomendado una serie de pautas de consumo para en determinados grupos de la población más vulnerables debido a la presencia de mercurio en ciertas especies de pescado, la aparición de nueva información científica y técnica ha hecho necesaria ahora su revisión.

El mercurio es un contaminante medioambiental que puede estar presente en proporción variable en los productos de la pesca. La cantidad de mercurio en los peces está relacionada con su posición dentro de la cadena trófica, por lo que los peces depredadores, de gran tamaño y más longevos como el pez espada, tiburón, atún rojo o lucio tienen concentraciones más altas.

Presencia de mercurio en el pescado

— Las especies que la AESAN cataloga como de alto contenido en mercurio son: Pez espada/Emperador, Atún rojo (Thunnus thynnus), Tiburón (cazón, marrajo, mielgas, pintarroja y tintorera) y Lucio.

— Las que considera como de bajo contenido en mercurio son: Abadejo, Anchoa/Boquerón Arenque, Bacalao, Bacaladilla, Berberecho, Caballa, Calamar, Camarón, Cangrejo, Cañadilla, Carbonero/Fogonero, Carpa, Chipirón, Chirla/Almeja, Choco/Sepia/Jibia, Cigala, Coquina, Dorada, Espadín, Gamba, Jurel, Langosta, Langostino, Lenguado europeo, Limanda/Lenguadina, Lubina, Mejillón, Merlan, Merluza/Pescadilla, Navaja, Ostión, Palometa, Platija, Pota, Pulpo, Quisquilla, Salmón atlántico/Salmón, Salmón del Pacífico, Sardina, Sardinela, Sardinopa, Solla, y Trucha.

— Y las demás especies que no se mencionan específicamente en este listado la AESAN las considera con un contenido medio en mercurio.

Pautas de consumo

Las mujeres embarazadas o que estén planificando estarlo, así como aquellas en periodo de lactancia y los niños de menor edad, constituyen la población más vulnerable al mercurio, ya que puede afectar al sistema nervioso central en desarrollo, tras su consumo directo o a través de la placenta y la leche materna.

Las pautas de consumo recomendadas para la población vulnerable son:

— Mujeres embarazadas, planificando estarlo o en lactancia, y niños de 0-10 años | Especies de alto contenido en mercurio: evitar el consumo | Especies de bajo y medio contenido en mercurio: de 3 a 4 raciones de pescado por semana, procurando variar las especies entre pescados blancos y azules.

— Niños entre 10 y 14 años | Especies de alto contenido en mercurio: limitar el consumo a 120 gramos al mes | Especies de bajo y medio contenido en mercurio: de 3 a 4 raciones de pescado por semana, procurando variar las especies entre pescados blancos y azules.

Y para la población general, para todas las especies, consumo de 3 a 4 raciones de pescado por semana procurando variar las especies entre pescados blancos y azules.

Resumen
Recomendaciones de la AESAN por presencia de mercurio en el pescado
Título
Recomendaciones de la AESAN por presencia de mercurio en el pescado
Descripción
La aparición de nueva información científica y técnica sobre presencia de mercurio en el pescado ha hecho que la Agencia Española Seguridad alimentaria y Nutrición (AESAN) haya actualizado sus recomendaciones sobre consumo.
Autor