El programa previsto para la jornada del martes pasado en el XVII Congreso Nacional de la Cocina de Autor que se clausura hoy en Vitoria incluía la presencia de Santi Santamaría, el gran cocinero fallecido el pasado 15 de febrero en su restaurante de Singapur, quien a las 13,00 h. debería de haber subido al […]

El programa previsto para la jornada del martes pasado en el XVII Congreso Nacional de la Cocina de Autor que se clausura hoy en Vitoria incluía la presencia de Santi Santamaría, el gran cocinero fallecido el pasado 15 de febrero en su restaurante de Singapur, quien a las 13,00 h. debería de haber subido al estrado y ofrecido su ponencia sobre la cocina de Can Fabes, el restaurante por el que consiguió sus tres estrellas Michelín.

A la hora prevista, después de las conferencias de Quique Dacosta, Martín Berasategui y Joachim Wissler, los amigos y compañeros de Santamaría subieron al estrado en compañía de la esposa y la hija de Santi Santamaría, para rendir homenaje a la figura del chef desaparecido, en una jornada dedicada a su memoria.

Entre todos recordaron cómo Santamaría abrió un camino en la cocina española a partir de su propia personalidad, luchando por su convencimiento de una gastronomía basada en el gusto clásico y la formación académica, en oposición a lo que él llamaba “los excesos de la nueva cocina”.