La Mancomunidad de la Vía Verde de la Jara, pondrá en marcha a partir de este mes, en la estación de Campillo-Sevilleja,  un bar restaurante y un alojamiento, en ambos casos ubicados en unos antiguos vagones de tren recuperados y reutilizados para su nueva función. De momento será la propia Mancomunidad quien se encargue de […]

La Mancomunidad de la Vía Verde de la Jara, pondrá en marcha a partir de este mes, en la estación de Campillo-Sevilleja,  un bar restaurante y un alojamiento, en ambos casos ubicados en unos antiguos vagones de tren recuperados y reutilizados para su nueva función.

De momento será la propia Mancomunidad quien se encargue de la gestión de estos establecimientos –con la intención, además, de abrir todos los días del año- al no haberse presentado ninguna oferta de particulares para su explotación, según informaba el gerente del Plan de Dinamización del Producto Turístico Vía Verde de la Jara, Iván Martínez.

El restaurante tendrá una capacidad para alrededor de 40 comensales, con posibilidad de ampliar este cupo con una terraza exterior. Por su parte, el vagón destinado a alojamiento podrá ofrecer 26 plazas, todas ellas en departamentos dobles.

Más vagones para el futuro

Dentro de esta misma iniciativa, está prevista también la apertura de otros dos vagones más en la estación de Aldeanueva de Barbarroya, que se convertirán en sede del centro de interpretación de la Vía Verde de la Jara, cuya inauguración está prevista para dentro de unos tres meses.

La labor de este centro será la de informar a los visitantes sobre la historia de un ferrocarril para el que en su día se construyeron vías, estaciones, puentes e incluso túneles, pero que  nunca llegó a circular, habiéndose transformado en la actualidad en un itinerario turístico y deportivo que discurre a lo largo de la vía, un recorrido de 52 kilómetros de longitud para el que las nuevas instalaciones de restaurante y hotel supondrá una agradable oportunidad de descanso para el viajero.