La Ruta del Llonguet vuelve a Palma. Durante todo el verano y hasta el 25 de octubre, se podrá degustar este tradicional panecillo —pequeño, atravesado por una hendidura y relleno de diferentes productos— en casi cuarenta establecimientos de la capital balear.

El llonguet, el panecillo más famoso de Palma, vuelve a cobrar protagonismo en la tercera edición de La Ruta del Llonguet, una iniciativa que acaba de comenzar en este mes de julio y que se extenderá hasta el 25 de octubre. Durante tres meses, cada miércoles, locales y turistas podrán degustar este tradicional bocadillo con una bebida por 2,50 euros en cualquiera de los treinta y seis establecimientos de la ciudad que se han sumado a esta ruta gastronómica que promueve la Associació de Forns i Pastisseries de Palma y que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento.

El objetivo de la iniciativa es dar a conocer las pastelerías y los hornos de Palma, a la vez que se incentiva el consumo de sus productos locales. Durante las ediciones anteriores, la propuesta tuvo una gran aceptación por parte de locales y turistas. El año pasado se llegaron a vender 75.000 unidades de llonguets. Para promocionar la Ruta del Llonguet entre los visitantes de la ciudad, en las oficinas de turismo de Palma se repartirá un folleto con los nombres de los hornos y pastelerías que forman parte de ella; la información también estará disponible en una aplicación móvil diseñada para este fin que ubica en un mapa los establecimientos.

Llonguets para todos los gustos

Por su parte, cada horno y pastelería será el encargado de presentar al cliente la especialidad y la bebida que ofrece. El llonguet, uno de los productos estrella de la gastronomía palmesana, admite todo tipo de combinaciones y rellenos: dulce o salado; más elaborado o sencillo; de jamón y queso, pulpo, sobrasada… Su consumo está en alza y se ha incrementado en los últimos años.

La gastronomía, ya sea en su versión más elaborada o en sus presentaciones más sencillas, es uno de los grandes atractivos turísticos de la capital balear. Su oferta incluye desde restaurantes con nombre propio a zonas de tapeo, mercados gastronómicos y hornos y pastelerías de gran tradición donde se sirven productos y recetas que permiten adentrarse en el lado más sabroso de Palma.

Entre los productos más tradicionales: la sobrasada, la ensaimada, la almendra mallorquina, el aceite de Mallorca, la aceituna mallorquina, el vino con Denominación de Origen de Binissalem, o el vino de la tierra Mallorca, entre otros.

Resumen
Título
Ruta del Llonguet en Palma
Descripción
La Ruta del Llonguet vuelve a Palma. Durante todo el verano y hasta el 25 de octubre, se podrá degustar este tradicional panecillo en casi cuarenta establecimientos de la capital balear.
Autor