La localidad burgalesa de Sotopalacios, ubicada a tan sólo de 10 kilómetros al norte de la capital es un lugar históricamente vinculado a la fabricación de la morcilla, ya que si este producto está estrechamente relacionado con la provincia burgalesa, lo está aún más a la tradición del pueblo de Sotopalacios.

Allí, como en muchos otros lugares de la geografía burgalesa, la matanza del cerdo —que fue primero una necesidad y más tarde se convirtió en toda una tradición— se ha ido transmitiendo de generación en generación. Un proceso cuyo resultado final son las sabrosas morcillas de Sotopalacios, que se han elaborado de manera totalmente artesanal en casi todas las casas de los pueblos.

Y es que la peculiaridad de este tipo de morcilla se encuentra en la cocción de todos sus ingredientes al mismo tiempo, a una temperatura de 100 ºC. De esta forma, tanto el arroz, como la sangre, la cebolla, la manteca de cerdo y el sebo de vacuno, se cuecen juntos, algo que otorga a la morcilla de esta zona un sabor y una suavidad muy característicos y reconocidos.

Junto a estos ingredientes, los fabricantes añaden a su producto ciertos aditivos como son la sal, la pimienta y el pimentón. Es esto último lo que aporta una cualidad diferenciadora al producto respecto a las morcillas fabricadas en otras zonas de la provincia de Burgos, de modo que en la cocina dan lugar a platos tan sugerentes como este Sushi ‘de Burgos’ y verduritas, una receta de Alejandro Villa Pérez (Escuela de Hostelería I.E.S. de Pravia, Asturias)) ofrecida por la Asociación de Fabricantes de Morcilla de Sotopalacios, que obtuvo el Primer Premio del I Concurso de Cocina para Escuelas de Hostelería.

Sushi ‘de Burgos’ y verduritas

INGREDIENTES

Para el sushi

  1. 1 morcilla de Burgos
  2. Alga nori
  3. 1 pimiento del piquillo
  4. 1 Manzana Golden
  5. 100 gr de mantequilla
  6. 15 gr de piñones tostados
  7. Pakchoy
  8. Aceite de oliva virgen extra
  9. Azúcar
  10. Grand Marnier
  11. Sal

Para la guarnición

  • 3 Rabanitos
  • 1 patata violeta
  • 3 Physalis peruvianas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Wasabi en polvo

ELABORACIÓN

Sushi. Pelar y cortar la manzana en una juliana fina. Poner en una sartén la mantequilla y darle calor hasta que se derrita. Añadir el azúcar y la pizca de sal. Dejar caramelizar hasta que la manzana quede blanda. Por último echar un chorro de Grand Marnier y flambear. Reservar. Freír la morcilla sin la piel, añadiéndole un chorro de aceite. Cuando esté bien frita, reservar. Escaldar el pakchoi y cortar en tiras.

Rollo de Nori. Poner un alga sobre un mantel de madera especial para hacer sushi. Colocar con sumo cuidado la morcilla, la manzana, el pakchoi y el piquillo. Enrollar y reservar. A la hora de emplatar, calentar y cortar.

Guarnición. Pelar las patatas y cortar tres rodajas. Meter en el horno con aceite de oliva virgen extra los rabanitos y las patatas durante 10 minutos a 190 º, Cuando salga del horno, echar sal y presentar. Hidratar el wasabi previamente y hacer bolitas Por último quitamos las hojas a las physalis y las pondremos encima de los rabanitos realizando un corte en la base para que se sujeten.

Resumen
Nombre receta
'Sushi de Burgos' y verduritas
Publicado el...
Calificación
5 Based on 2 Review(s)
'Sushi de Burgos' y verduritas
77%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
67%