El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de noventa días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg. Su exigente proceso de crianza y control está regulado por la IGP Ternasco de Aragón, la primera carne fresca en España que fue reconocida con una Denominación específica.

Además, por la suma de sus cualidades el Ternasco de Aragón es, probablemente, una de las mejores carnes que se pueden comer en la actualidad. Una magnífica opción para incluir la carne en la dieta cotidiana gracias a su bajo contenido en colesterol y su gran cantidad de proteínas y vitaminas —por lo que resulta ideal tanto para niños como para adultos de todas las edades— beneficios que han sido confirmados por numerosos estudios realizados en los últimos años por diferentes investigadores, entre ellos los del Hospital Miguel Servet de Zaragoza y de la Universidad de Zaragoza.

Y desde el punto de vista culinario, se trata de una de las carnes más versátiles en el momento de su preparación, una carne excelente cuando se prepara de forma tradicional, pero que también admite a la perfección las técnicas de cocina más vanguardistas. Presentado en plato, en tapa, o en bocadillo. Maridado con una gran diversidad de salsas y acompañamientos, o simplemente a la plancha. Cocinado al horno, a la brasa o guisado a baja temperatura. El límite lo marca la creatividad y capacidad de innovación del chef que prepare cada elaboración, como por ejemplo este Ternasco de Aragón en tempura, una receta ofrecida por la IGP Ternasco de Aragón.

Tiras de ternasco de Aragón en tempura

INGREDIENTES

  • 500 g de Ternasco de Aragón
  • Harina
  • 2 huevos
  • Agua fría
  • Sal
  • Perejil
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Opcionalmente, algunos vegetales como calabacín, zanahoria, pimiento verde y rojo, cebolla… si también los queremos freír en tempura.

ELABORACIÓN

Lo primero que vamos a hacer es trocear el Ternasco de Aragón —y las verduras, si hemos decidido usarlas también— en tiras finas.

Una vez esté todo cortado y listo, preparamos la tempura, que puede ser de alguna marca comercial precocinada —en cuyo caso seguiremos las instrucciones del fabricante— o podemos prepararla nosotros mismos.

En este último caso, preparamos la masa de la tempura batiendo los huevos y el agua, que debe estar muy fría (de la nevera o previamente enfriada con cubitos de hielo). Y, poco a poco, vamos a ir añadiendo la harina y mezclando la sal, la pimienta y el perejil, hasta que la textura de la masa alcance un estado semilíquido.

Una vez esté lista, la masa debe usarse lo antes posible. Para ello, vamos introduciendo las tiras de ternasco en la tempura para que se empapen bien, y los freímos en aceite bien caliente, sin que se doren demasiado. Es importante que los hagamos poco a poco. No hay que freír mucha cantidad a la vez. Las vamos retirando y colocando en un plato con papel de cocina absorbente. Si finalmente hemos optado por las verduras, seguimos el mismo procedimiento con ellas.

Servimos acompañando las tiras en tempura con una salsa de soja, o al gusto.

Tiras de ternasco de Aragón en tempura
81%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
80%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Tiras de ternasco de Aragón en tempura
Publicado el...
Calificación
51star1star1star1star1star Based on 2 Review(s)