La Comisión Europea anunció recientemente el reconocimiento del nombre Havarti en el registro de denominaciones de origen protegidas europeas, con la figura de calidad Indicación Geográfica Protegida (IGP), un sello de garantía que los productores daneses de este queso podrán usar desde de mayo de 2020.

La decisión de Bruselas de aceptar la Indicación Geográfica Protegida (IGP) para el queso Havarti está basada en su singularidad y su origen danés, y se da tras casi diez años de procesos desde que la Asociación Danesa de Productores de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) solicitara que le fuera reconocida esta figura europea de calidad y el derecho a poder usar el sello de procedencia para el queso Havarti. Durante este proceso, la asociación ha logrado demostrar la sólida posición de este queso, y su método de producción ha sido reconocido como único y vinculado a Dinamarca, país que con este último reconocimiento cuenta ya con cuatro quesos con sello IGP: Danablu, Esrom, Danbo y Havarti.

El queso Havarti original se produce en Dinamarca desde 1921, y en la actualidad las queserías danesas producen alrededor de 17 millones de kilos de Havarti por año, de los cuales dos tercios se exportan principalmente a países de la Unión Europea. Un queso que, además, es muy versátil en la cocina dando lugar a platos como estos Calabacines rellenos de carne, una receta del chef Mario Sandoval (Coque, Madrid, dos estrellas Michelin) ofrecida por Arla Foods.

Troncos de calabacín rellenos de carne y queso

INGREDIENTES

  • 2 o 3 calabacines
  • 200 g de carne picada
  • 200 g de queso en lonchas Havarti
  • Una cebolla
  • Una zanahoria
  • Un diente de ajo
  • Cuatro tomates
  • 50 g de salsa de tomate
  • 50 g de mantequilla con sal
  • Orégano
  • Vino tinto
  • Sal y pimienta negra

ELABORACIÓN

Para el relleno de los calabacines, picamos finamente las cebollas y las pochamos con el ajo junto con una nuez de mantequilla. Añadimos al sofrito la zanahoria en taquitos y el tomate rallado, y espolvoreamos un poco de orégano.

Cortamos cada calabacín en cuatro cubos del mismo tamaño, los cocemos en agua y cuando estén los descorazonamos retirando la pulpa de su interior con una cuchara, que añadimos al sofrito anterior. Añadimos también la carne picada, la salsa de tomate y un chorrito de vino tinto, y dejamos reducir a fuego bajo unos 10 minutos.

Espolvoreamos un poco de sal sobre los cubos de calabacín, los rellenamos con esta mezcla, los introducimos al horno —previamente precalentado— y dejamos que se hagan unos 15 minutos.

Cuando estén, sacamos los calabacines del horno, cortamos el queso Havarti en tiras, y cubrimos con ellas el relleno. Gratinamos al horno a 250 grados durante unos cinco minutos.

Troncos de calabacín rellenos de carne y queso
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
Publicado el...