La ocupación media de los alojamientos rurales en España se ha mantenido estable este verano en el 37%, una cifra igual que la que se produjo el pasado año 2016, tras la anterior subida de cinco puntos respecto a 2015.

En España, la mayoría de las vacaciones de verano finalizan en agosto, época en la que se ha ocupado el 37% de los alojamientos rurales disponibles, la misma cifra que en 2016, cuando sí hubo un importante crecimiento de las reservas, con cinco puntos más respecto al año anterior, según datos ofrecidos por el portal especializado Escapadarural.com. “Estos datos evidencian una línea de estabilidad en el desarrollo del sector, después de que comenzara la mejoría respecto a los tiempos de crisis económica ya en 2014”, comenta Ana Alonso, directora de Comunicación.

En este tiempo se ha visto también que, año tras año, es el mes de agosto el preferido para hacer turismo rural en verano. De hecho, este 2017, con una media del 47%, se ha dado una gran brecha con julio, cuando sólo se alcanzó el 28% de ocupación.

Turismo rural en verano

Entre las regiones con más reservas durante estos meses de verano, destacan algunas que han superado el 40% de ocupación: Asturias y Navarra son las comunidades autónomas líderes, con el 51%, seguidas de Cataluña (46%), Murcia y Andalucía (43%), e Islas Baleares y País Vasco (ambas con un 41%). Mientras a la cola se sitúan La Rioja (21%), Castilla-La Mancha (23%) y la Comunidad de Madrid (21%).

Por provincias, son las más cercanas a la costa las que consiguen ocupar cinco de cada diez casas rurales: Málaga alcanza el 56% y Barcelona, Asturias, Girona y Navarra el 50%, dejando a la cola a Cuenca (16%), Guadalajara (19%) y La Rioja (21%).

Estos datos demuestran, una vez más, que los viajeros buscan huir del calor del interior, refugiándose en lugares costeros, aunque las zonas turísticas donde se han reflejado más búsquedas de alojamiento han sido mayoritariamente de interior: el Pirineo Aragonés, la Costa de Asturias, la Sierra de Cazorla (Jaén), la Sierra Norte de Madrid, las Lagunas de Ruidera (Albacete) y los Picos de Europa.

En cuanto a las características más demandadas a la hora de reservar alojamiento para los meses de verano son la cercanía a la playa y la piscina las que lideran el ranking de búsquedas, con el 47% de las mismas. Les siguen las casas rurales aisladas (46%) y con barbacoa (42%). Siendo los establecimientos de alquiler íntegro los que obtienen más reservas, con el 42%.

Resumen
Título
El turismo rural se mantiene estable este verano
Descripción
La ocupación media de los alojamientos rurales se ha mantenido estable este verano en el 37%, una cifra igual a la del pasado año 2016, tras la anterior subida de cinco puntos respecto a 2015.
Autor