Cerca del setenta por ciento de las empresas de la gran distribución asegura haber reducido significativamente la generación de residuos alimentarios en los últimos tres años. Y más del ochenta por ciento de las empresas de distribución ya cuenta con una política interna contra el desperdicio de alimentos.

Los datos, correspondientes al estudio Gestión del desperdicio alimentario en la gran distribución, realizado por AECOC —asociación empresarial del país que reúne industria y distribución— y Checkpoint, indican que el 67 % de las empresas de la gran distribución afirma que el desperdicio generado con su actividad hoy es menor que hace tres años, y destacan como una de las claves de esta evolución la mejora en la gestión de los productos descartados para la venta gracias a las políticas de prevención para optimizar la identificación y gestión de excedentes.

Distribución y residuos

El informe revela también que el 83 % de las empresas de distribución encuestadas ya cuentan con una política interna contra el desperdicio y el 42 % se apoya en innovaciones tecnológicas, como apps para la gestión del producto no comercializable y etiquetas para seguir la vida útil del alimento.

En cuanto a la gestión de los excedentes, la mayoría de los productos en riesgo de ser desperdiciados se destinan a donación o bien se recuperan para alimentación animal, elaboración de subproductos o transformación energética. Sin embargo, existe un porcentaje de alimentos que acaban desperdiciados debido a que las cadenas encuentran serias dificultades para la donación de productos como carne y pescado, ya que exigen condiciones óptimas de transporte y conservación para evitar riesgos de seguridad alimentaria.

La alimentación no tiene desperdicio

Hasta el próximo domingo 24 de noviembre se está celebrando la Semana Europea de la Prevención de Residuos (EWWR), una iniciativa cuyo objetivo es promover e implantar acciones de sensibilización sobre recursos sostenibles y gestión de residuos. Uno de los puntos de estratégicos del proyecto es la reducción de los más de 1.300 millones de toneladas de alimentos que se desperdician cada año.

El sector de la distribución es responsable del 5 % de esta pérdida, y éste es el eje de acción de la iniciativa ‘La alimentación no tiene desperdicio’, coordinada desde 2012 por AECOC, y que en la actualidad aglutina a más de quinientas empresas fabricantes y distribuidoras para evitar la generación de residuos alimentarios en el sector.

Resumen
La mayoría de empresas de distribución asegura haber reducido sus residuos
Título
La mayoría de empresas de distribución asegura haber reducido sus residuos
Descripción
El 67 % de las empresas de la gran distribución asegura haber reducido sus residuos alimentarios en los últimos tres años. Y el 83 % de las empresas de distribución ya cuenta con una política interna contra el desperdicio de alimentos.
Autor