“España ha logrado un buen resultado para la flota, un resultado muy bueno para algunas especies, incluso histórico, como para la merluza sur, en el Atlántico, tras una larga y difícil negociación pesquera”.

Así valoraba el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas la negociación mantenida en el seno del Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE) y cerrada esta madrugada en Bruselas, en la que se debatían los totales admisibles de captura (TAC) y cuotas para 2023 en aguas comunitarias y no pertenecientes a la UE, así como las posibilidades de pesca, en días de actividad, en el Mediterráneo.

“En circunstancias complicadas, España ha logrado aumentar las capturas y logrado limitar el recorte de días de esfuerzo pesquero. En el Atlántico se han conseguido resultados muy positivos y en el Mediterráneo se ha librado una batalla dura. A pesar de los recortes drásticos de la propuesta inicial, ha habido mejoras, pero no es positivo para España. Votamos en contra, comenta el ministro.

Negociaciones europeas de pesca. Los resultados para España

En concreto, los principales resultados de las negociaciones del Consejo de Ministros de Pesca europeo son:

  • En el Mediterráneo, España ha logrado mejorar las posiciones iniciales y revertir el recorte de los días de pesca a la mitad, al pasar del 7 % propuesto inicialmente al 3,5 %, siempre y cuando la flota adopte una de estas dos compensaciones: apostar por medidas de mejora de selectividad con redes que mejoran el paso de alevines, o acatar una veda de 4 semanas consecutivas. Además, se ha eliminado la veda al palangre, pesca a la que no se exige una reducción mayor de esfuerzo pesquero. Mientras que el TAC para la gamba roja pasa del 7 al 5 %.
  • En el caladero nacional del Atlántico, la cuota conseguida en merluza sur para los barcos españoles en 2023, se sitúa en 9953 toneladas, la mejor cifra de los últimos ocho años y la segunda mejor del siglo tras la cifra histórica alcanzada en 2014 cuando se lograron 10 409 toneladas. Unos 1200 barcos del Cantábrico —Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco— se van a ver beneficiados de este incremento, que casi duplica la cuota asignada en la negociación de 2022 y supone un incremento del 10 % sobre la revisada recientemente en octubre.
  • En lo que se refiere a la caballa, que también es una especie de gran interés para los barcos españoles, se remonta la situación, con dos grandes hitos: aumenta un 20 % la cuota de 2023, hasta 29.439 toneladas y, además, unos 800 barcos que capturan esta especie dejan atrás la penalización de 5544 toneladas anuales que se descontaba automáticamente de la cuota asignada a España desde 2016.
  • Para la anguila, especie para la que se planteaba una veda fija de seis meses, que, de facto, suponía el cierre de la pesquería, se ha conseguido mantener la actividad de la flota. La gestión de esta pesquería corresponde en exclusiva a las comunidades autónomas, puesto que se desarrolla en aguas interiores y continentales.
  • Para el lenguado y abadejo, otra de las prioridades de España, se ha conseguido el mantenimiento de las cuotas.
Resumen
Los resultados para España de las negociaciones europeas de pesca
Título
Los resultados para España de las negociaciones europeas de pesca
Descripción
“España ha logrado un buen resultado para la flota, un resultado muy bueno para algunas especies, incluso histórico, como para la merluza sur, en el Atlántico, tras una larga y difícil negociación pesquera”.
Autor