La Guía Relais & Châteaux 2012, que cuenta ya con 518 establecimientos en los cinco continentes, incluye en su nueva edición 45 nuevos asociados, entre ellos tres españoles: Castillo de Arteaga en Vizcaya, Neri Hotel & Restaurant en Barcelona y Restaurante Ramón Freixa en Madrid. El restaurante Ramón Freixa en Madrid reúne el confort, el […]

La Guía Relais & Châteaux 2012, que cuenta ya con 518 establecimientos en los cinco continentes, incluye en su nueva edición 45 nuevos asociados, entre ellos tres españoles: Castillo de Arteaga en Vizcaya, Neri Hotel & Restaurant en Barcelona y Restaurante Ramón Freixa en Madrid.

El restaurante Ramón Freixa en Madrid reúne el confort, el refinamiento y la elegancia en un espacio único. Situado en la céntrica calle Claudio Coello de la capital, ofrece lo que su autor denomina una cocina tecno-emocional, una filosofía basada en el producto, meticulosamente elegido, al que Freixa aplica sus estudiadas técnicas para dar como resultado un plato perfecto, disponible tan sólo para 35 comensales y un privado para otras 10 personas, además de un exquisito jardín, un regalo para los sentidos.

Castillo de Arteaga, ubicado en plena ría de Gernika, forma parte de la historia de Europa. Fueron Napoleón III y Eugenia de Montijo los que decidieron recuperar la torre en 1856, en agradecimiento al nombramiento de su hijo Eugenio Bonaparte como vizcaíno de origen. Sus 10 habitaciones y 3 suites se mantienen según su distribución original, sin perder el encanto de la decoración del castillo. Toda una oportunidad para conocer la vida de un antiguo castillo, pero con todas las comodidades del siglo XXI.

Neri Hotel & Restaurant se encuentra situado en la mítica plaza de Sant Felip Neri, en  el  corazón del barrio Gótico de Barcelona, un maravilloso viaje en el tiempo a través de la creatividad y el arte. El edificio es el resultado de la unión de dos magníficos palacios, uno de ellos renacentista, del que se conservan los impresionantes esgrafiados que fueron restaurados durante la creación del hotel.
En su restaurante, el chef, Benito Iranzo conjuga tradición y modernidad en un ambiente  lleno de armonía, romanticismo y magia.

{jathumbnail off}