Mediante un acuerdo con Portugal se han conseguido 600 toneladas extra de cuota de boquerón para pescar en la zona CIEM IXa, que incluye las aguas españolas entre Finisterre y la frontera con Portugal, así como el caladero del Golfo de Cádiz.

El acuerdo, gestionado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente con los responsables en materia pesquera del país vecino permitirá que esta nueva cuota se reparta entre dos flotas, las de cerco del Golfo de Cádiz y la flota de cerco gallega que opera en las aguas comprendidas entre Finisterre y la frontera con Portugal, de acuerdo con los porcentajes de reparto que tiene cada una de ellas.

Este incremento se une al que España había logrado en su cuota inicial, tras el Consejo de Ministros de diciembre pasado. Así, la cuota de España de boquerón IXa para 2015, es en estos momentos de 5.218 toneladas.

Se comienza así a dar respuesta a las expectativas de la flota que captura esta especie al sur de Finisterre, que podrá disponer de más cuota adicional para pescar durante este año. No obstante, dada la alta dependencia socio-económica que tienen ambas flotas del boquerón, el Gobierno continúa las conversaciones con Portugal para tratar de lograr nuevos incrementos de cuota, de modo que se puedan alcanzar los niveles de los que dispuso la flota española en 2014. Así se podrá garantizar la actividad de la misma durante este año, especialmente en los meses de verano, en los que se suelen concentrar la mayor cantidad de capturas.

En primavera y verano

El boquerón es una especie que abunda en el Océano Pacífico y el Atlántico. También se encuentra en los mares Mediterráneo y Negro, y vive a más de 100 m de profundidad. En los meses de primavera y verano, bancos de boquerones ascienden a las capas más superficiales para alimentarse y reproducirse. En ese momento han adquirido el nivel más alto de grasa y su carne es más aromática y sabrosa, por lo que los pescadores llevan a cabo su captura y comienza lo que se conoce con el nombre de «la costera del boquerón».

Durante el invierno los boquerones permanecen a más de 100 m de profundidad, pero las importaciones procedentes de Francia, Italia y otros países como Marruecos, permiten su consumo durante todo el año. A los ejemplares más pequeños, se les conoce con el nombre de ‘chanquetes’ y alcanzan su madurez al año de vida, aunque pueden vivir hasta siete años.

Valoración nutricional

El boquerón es un pescado azul, aunque no es uno de los pescados más grasos —las sardinas, el atún o el salmón poseen un contenido graso superior—. La grasa presente en los pescados azules es rica en ácidos grasos omega-3, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos y aumentar la fluidez de la sangre, por lo que previenen la formación de coágulos o trombos. Por este motivo, se recomienda el consumo habitual de boquerones a la población general, y de manera particular en caso de trastornos cardiovasculares. Asimismo, el boquerón es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, al igual que el resto de pescados.

Resumen
Título
600 toneladas extra de boquerón
Descripción
Mediante un acuerdo con Portugal se han conseguido 600 toneladas extra de cuota de boquerón para pescar en las aguas españolas entre Finisterre y la frontera con Portugal, así como el caladero del Golfo de Cádiz.
Autor