Un ingeniero mecánico turco lleva casi una década produciendo aceite de oliva virgen extra en la parte trasera de un camión con remolque, una idea desarrolló mientras trabajaba como director general de la compañía turca productora de aceite de oliva Nar Gourmet.

Así lo recoge la publicación especializada estadounidense Olive Oil Times en un artículo firmado por Daniel Dawson en el que explica que la decisión de este ingeniero, Samir Bayraktar, de construir una almazara móvil dio sus frutos y Nar Gourmet ganó, por primera vez, un Premio de Oro en el Concurso Mundial de Aceite de Oliva NYIOOC 2014 con un aceite de oliva producido en su almazara portátil.

Un aceite de oliva hecho en un camión

«Teníamos un proyecto para investigar y encontrar variedades locales menores en Anatolia. El primer año empezamos a hacer aceite de oliva con estos cultivos, pero no todos los aceites de oliva eran tan buenos como queríamos. El segundo año decidimos hacer esta almazara móvil para producir aceites de oliva en las mismas condiciones en cada región», explica Samir Bayraktar, quien unos años más tarde, a principios de 2018, se mudó de regreso a los Estados Unidos donde se había formado más de una década antes. 2019 fue su primer año de producción en California.

Apropiadamente apodado ‘the olive truck’ (el camión de la aceituna), Bayraktar volvió inmediatamente a ganar en el mayor concurso de calidad de aceite de oliva del mundo. Desde 2020, ha ganado diez premios del NYIOOC, entre ellos uno de oro y dos de plata este año.

Bayraktar transforma aceitunas de dos explotaciones contratadas en Fairfield y Lower Lake, en California, al oeste de Sacramento, además de asesorar a los olivicultores vecinos y molturar algunas de sus aceitunas con su almazara móvil. Una de las ventajas de trabajar con sus vecinos es la posibilidad de experimentar. Aunque Bayraktar cosecha principalmente aceitunas Coratina, Leccino y Frantoio con sus agricultores contratados, está plantando aceitunas Favalosa e Itrana.

«En cinco años haremos buen aceite de oliva con estas nuevas plantaciones», afirma el ingeniero mecánico turco, que atribuye su éxito constante en el NYIOOC a su apuesta por la calidad frente a la cantidad y a la flexibilidad que le proporciona la almazara móvil. «El periodo de mayor actividad para mí es, probablemente, el que va de tres semanas a un mes antes de la temporada, porque es el momento de programar todo», comenta.

Resumen
Un aceite de oliva con varios premios internacionales, hecho en un camión
Título
Un aceite de oliva con varios premios internacionales, hecho en un camión
Descripción
Un ingeniero mecánico turco lleva casi una década produciendo aceite de oliva virgen extra en la parte trasera de un camión con remolque, una idea desarrolló mientras trabajaba como director general de la compañía turca productora de aceite de oliva Nar Gourmet.
Autor