El kiwi, una fruta que en la actualidad se encuentra ya disponible para cualquiera, prácticamente en cualquier parte del mundo y durante todo el año, es un alimento que ofrece un excelente aporte de vitaminas, especialmente durante los meses de invierno, y resulta un refrescante alimento en la época veraniega.

Refrescante, jugoso y con un sabor ligeramente ácido, aporta las vitaminas y minerales necesarios ya sea solo o combinado con otras frutas u hortalizas, ya que permite, también, preparar batidos sanos y sabrosos. Además, ayuda a limpiar el paladar cuando acompaña platos grasos, como pescado azul y carnes, con los que combina muy bien. Es perfecto como contraste en ensaladas con vegetales de sabor amargo, como la rúcula o las endivias, o para dar un toque especial a los platos, con posibilidades como añadir unos dados de kiwi en un sándwich, unas rodajas para acompañar una receta de pollo, servir un pescado al horno con una salsa de crema de kiwi con hierbas frescas…

Un alimento sano y nutritivo que combina en elaboraciones tan sabrosas como este Ajoblanco de pepino y kiwi Zespri Sungold, una receta ofrecida por Zespri Kiwifruit, una compañía propiedad de 2.500 productores de kiwi en Nueva Zelanda y dirigida a modo de cooperativa, que en la actualidad es el mayor comercializador de kiwis del mundo.

Ajoblanco de pepino con esferas de kiwi y brotes frescos

INGREDIENTES

Para 4 personas

  • 2 kiwis Zespri SunGold
  • Brotes frescos

Para el ajoblanco

  • 125 g de almendras crudas peladas
  • ½ pepino pequeño despepitado y pelado
  • 200 g de miga de pan blanco
  • 8 g de ajo pelado sin germen
  • 30 g de vinagre de jerez
  • 800 ml de agua mineral fría
  • 100 g de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Para el aceite verde

  • 12 hojas de albahaca grandes
  • 100 g de aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

Para el aceite verde, en un recipiente con agua hirviendo escaldamos las hojas de albahaca durante unos segundos y retiramos inmediatamente sobre agua helada. Con papel de cocina o un trapo limpio, vamos secando cada hoja, para luego triturarlas junto con los 100 g de aceite de oliva. Pasamo por un colador de malla fino para eliminar impurezas y rellenamos un biberón de salsas pequeño con el aceite verde resultante.

Para el ajoblanco, trituramos homogéneamente la miga de pan con las almendras, el agua, el ajo, el vinagre y el pepino, pasamos por un colador fino y volvemos a triturar añadiendo a hilo el aceite de oliva, hasta incorporarlo todo. Sazonamos y reservamos en frío.

Partimos por la mitad los kiwis y con ayuda de un sacabolas retiramos con cuidado las pequeñas esferas conseguidas.

Vertemos el ajo blanco bien frío sobre un plato sopero, añadimos las esferas de kiwi, y decoramos con los brotes frescos y el aceite verde.

Ajoblanco de pepino con esferas de kiwi y brotes frescos
79%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Ajoblanco de pepino con esferas de kiwi y brotes frescos
Publicado el...