Que una verdura tan excepcional como la alcachofa salga carnosa y con un gran sabor no es fruto del azar, sino del esfuerzo que hacen a diario muchos agricultores en diferentes zonas de España como el levante mediterráneo, que acoge la mayoría de cultivos, y zonas más frías como Navarra o el interior de Granada, entre otras.

Y es que un resultado tan delicioso sólo se alcanza si se controlan a la perfección varios factores: el clima, el riego, los nutrientes, el terreno de cultivo, la explotación, la cadena de producción y, finalmente, la cosecha.

Una vez cosechadas, podemos encontrar las alcachofas en nuestro supermercado de dos formas: frescas y transformadas. Las alcachofas frescas permanecen en el lineal de seis a siete días y, una vez transcurrido este tiempo, se retiran del mercado. En el caso de las alcachofas transformadas, en conserva o congeladas, su periodo de permanencia en el lineal aumenta considerablemente gracias a que su ciclo de vida útil es de meses, incluso años. Además, cada agricultor tiene adjudicado su propio código, de manera que siempre podemos obtener información sobre la trazabilidad del producto.

A la hora de escoger alcachofas frescas, hay un truco infalible para elegir las mejores: comprobar su frescura apretando la alcachofa cerca del oído, y si escuchamos un crujido es que todavía está fresca, además de por su color vivo y su tersura. De este modo nos llevaremos a casa un alimento muy versátil, que se puede degustar de muchas maneras diferentes: frita, asada, a la plancha, cocida e incluso, cruda en ensalada, y que da lugar a elaboraciones como estas Alcachofas confitadas en aceite, una receta del restaurante El Taller (Torre-Pacheco, Murcia), ofrecida por la asociación sin ánimo de lucro Alcachofa de España.

Alcachofas confitadas en aceite, con jamón y huevo de codorniz

INGREDIENTES

  • Alcachofas
  • Huevos de codorniz
  • Aceite de oliva
  • Jamón
  • Sal
  • Ajo
  • Nata

ELABORACIÓN

Pelamos las alcachofas, las metemos en aceite, y en una bandeja de horno y las confitamos hasta que se hagan.

Para la crema de ajo confitamos ajos a 120 ºC hasta que estén blandos, los trituramos y los echamos en nata, reducimos hasta que espese y añadimos sal al gusto.

Por otro lado, freímos el jamón y lo trituramos hasta hacerlo pequeñas virutas.

Pasamos las alcachofas por la brasa.

Luego freímos los huevos de codorniz y los colocamos encima de las alcachofas junto con la salsa de ajo y las virutas de jamón.

Alcachofas confitadas en aceite, con jamón y huevo de codorniz
78%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Alcachofas confitadas en aceite, con jamón y huevo de codorniz
Publicado el...