En el acto de presentación del Seminario sobre “El comercio exterior agrario y pesquero”, organizado por el MARM, el subdirector general de Análisis, Prospectiva y Coordinación del MARM, José María García, ha subrayado la importancia que el comercio exterior agroalimentario, junto con el turismo, han tenido como garante y motor del sostenimiento de la economía […]

En el acto de presentación del Seminario sobre “El comercio exterior agrario y pesquero”, organizado por el MARM, el subdirector general de Análisis, Prospectiva y Coordinación del MARM, José María García, ha subrayado la importancia que el comercio exterior agroalimentario, junto con el turismo, han tenido como garante y motor del sostenimiento de la economía española, según informes del Banco de España.

José María García ha destacado la recuperación que el comercio exterior agrario y pesquero experimentó desde finales de 2009, tras recuperarse de la contracción sufrida en 2008, logrando un crecimiento interanual del 13,5% en exportaciones y del 12% en importaciones, de tal manera que se superó incluso el valor total de las exportaciones españolas de antes de la crisis y en menor medida también las importaciones.

Los productos transformados, con mayor valor añadido que los frescos

Los principales artífices han sido los productos agroalimentarios transformados, con mayor valor añadido que los frescos, quedando patente el crecimiento experimentado por el saldo agroalimentario, alcanzando a principios de 2011 los 3.000 millones de euros positivos.

En su intervención, el subdirector general ha comentado que “mientras que en el sector agroalimentario ha habido un crecimiento continuo, superándose el 100% en 2005 y estando en 2010 en torno al 107 por ciento, en el conjunto de la economía, su comportamiento ha sido estable en torno al 35% del PIB”.

En segundo lugar, el Subdirector General ha indicado que, pese a que el sector agroalimentario y pesquero tiene una participación en el PIB en torno al 4,7%, su actividad comercial constituye un motor del comercio exterior total. “Así las exportaciones agrarias y pesqueras suponen casi el 17% del total de exportaciones españolas, y el 12 % en el caso de las importaciones, además el peso de la Industria Alimentaria dentro del comercio exterior agrario y pesquero supone el 55% en valor”.

Europa, principal socio comercial

También ha destacado como especificidad del comercio exterior el hecho de que el principal socio comercial agroalimentario de España sea la UE-27, con aproximadamente el 79% de las exportaciones y el 70% de las importaciones, siendo estos datos más significativos que para el conjunto de la economía española (67% y 54% respectivamente).

En este sentido ha resaltado la tendencia que se observa en cuanto a la diversificación de los orígenes y destinos, así como el incremento de la cuota de países terceros en las exportaciones, que en el periodo 2005 a 2010 ha aumentado seis puntos porcentuales, siendo los más importantes en valor económico EE.UU. y Rusia, mientras que en importaciones destaca Brasil, Argentina y EE.UU.

Gran baluarte de la “marca España”

El Subdirector General ha finalizado su intervención valorando la temática del seminario indicando que “el tema en sí está constituyendo un gran baluarte de la “marca España”, y el trinomio alimentación-gastronomía-turismo es algo que se debe abordar en armonía entre la administración y el sector privado, pues constituye uno de los sectores estratégicos de la economía nacional”.