Andoni Luis Aduriz, chef y propietario de Mugaritz, ha realizado un rápido viaje a la capital peruana, Lima, para el rodaje de varias escenas del documental Mugaritz BSO, una original pieza audiovisual que trata de trasladar la experiencia gastronómica el tercer mejor restaurante del mundo al campo musical y que será estrenado en el próximo […]

Andoni Luis Aduriz, chef y propietario de Mugaritz, ha realizado un rápido viaje a la capital peruana, Lima, para el rodaje de varias escenas del documental Mugaritz BSO, una original pieza audiovisual que trata de trasladar la experiencia gastronómica el tercer mejor restaurante del mundo al campo musical y que será estrenado en el próximo festival de cine de San Sebastián.

La conexión del documental con Perú se produce a través de las piedras comestibles, un plato que Aduriz ofrece desde hace seis años en su restaurante y que creó tras una visita a Perú en el 2005. “Me inspiré en la tunta o chuño, así que uno de los viajes que hemos hecho ha sido aquí. Para mí fue tan estimulante este país… Vengo y me da un subidón, no puedo, me vuelvo loco”, declaraba Aduritz a los medios locales peruanos.

El cocinero vasco comentaba también que no se trata de la primera vez que Mugaritz conecta sus creaciones con otras artes, como demuestra su colaboración con un grupo de coreógrafas en la obra “Bicho eres bicho”, y más recientemente con el grupo de teatro La Fura dels Baus, a quienes aportaron la dirección gastronómica de “La degustación de Titus Andrónicos”, que ahora va a ser estrenada en Argentina.

Rodaje en múltiples localizaciones

Respecto a Mugaritz BSO, Andoni Luis Aduriz aseguraba que el punto de partida es “buscar una experiencia, un mecanismo de trabajo, un camino que sea caldo de cultivo de creatividad y ver con disciplinas muy creativas algo que podamos compartir y nos pueda nutrir para luego ofrecer.”, anticipando que el documental no solamente recogerá escenas rodadas en Perú, sino que además contendrá situaciones referidas a “la Agencia Espacial Europea, Venecia, País Vasco, Extremadura, Etiopía (porque hacemos un postre de café), es decir hay una riqueza y una diversidad en este proyecto que es muy global.”

Aduriz comentaba finalmente que esta es la primera vez que Mugaritz entra por sí mismo en el mundo del cine porque “nos han hecho muchos documentales y reportajes, pero nunca en esta dimensión, que es fascinante porque nosotros dominamos todo, somos los productores.”