Cada día con más frecuencia vemos cómo las compañías aéreas nos ofrecen propuestas gastronómicas más cuidadas, pensadas para que el viajero disfrute de los mejores platos, en muchos casos preparados por chefs de primera línea en pleno vuelo. Pero lo que ya no resulta tan habitual es que estas experiencias culinarias se trasladen también a […]

Cada día con más frecuencia vemos cómo las compañías aéreas nos ofrecen propuestas gastronómicas más cuidadas, pensadas para que el viajero disfrute de los mejores platos, en muchos casos preparados por chefs de primera línea en pleno vuelo.

Pero lo que ya no resulta tan habitual es que estas experiencias culinarias se trasladen también a tierra, teniendo como protagonistas aviones ya retirados de la vida activa tras una larga carrera de desplazamientos aéreos entre los puntos más dispares del mundo.

La publicación especializada en navegación aérea www.jaunted.com ha publicado una recopilación de establecimientos –casi todos ellos cercanos a aeropuertos o hangares- que han sabido dar una nueva vida a estos aviones tras su jubilación, reconvirtiéndolos en atractivos restaurantes y en algún caso, hasta hoteles.

Runway2Runway 34. Este local, situado en un hangar en el Aeropuerto Internacional de Zurich (Suiza), ha recuperado un antiguo Soviet Ilyushin IL-14, al que ha logrado dar una interesante serie de diferentes usos: un ala funciona como bar deportivo, la otra como espacio para eventos y el centro, como restaurante.

 

 

 

 

JumboBarJumbo Bar. Emplazado en el Aeropuerto Internacional de Amsterdam-Schiphol (Holanda), utiliza un en su día magnífico 747 que actualmente funciona no solo como bar-restaurante, sino también como hotel, extendiendo la experiencia de dormir en vuelo en un avión, a tierra firme.

 

 

 

 

DC6DinnerDC6 Diner. Inaugurado recientemente en el Aeropuerto de Coventry, Inglaterra, los antiguos asientos de pasajeros de un Douglas DC-6 han sido rediseñados para que actualmente puedan dar servicio a 40 comensales.

 

 

 

 

SolosSolo’s Airplane Restaurant.  Un marcial Boeing KC-97 de las Fuerzas Aéreas norteamericanas, situado junto al Hotel Radisson en el Aeropuerto Municipal de Colorado Springs, ofrece ahora 275 asientos para sentarse a comer, 42 de los cuales están fuera del avión, en un sector que es casi un museo aeronáutico.

 

 

 

AltaAlta Quota Pizzería. En este caso, es un antiguo Convair CV-44-96 Metropolitan de las fuerzas aéreas italianas el que sirve de excusa para el emplazamiento, en pleno Aeropuerto Internacional Roma Fiumicino, de una de las típicas pizzerías tan abundantes en este país. El avión se encuentra visualmente incrustado en un hangar, de modo que exteriormente solo se aprecia su morro, sobresaliendo del edificio.

{jathumbnail off}