En el transcurso de las Jornadas de Alimentación Ecológica, organizadas por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) y celebradas recientemente en La Laguna, se presentó una propuesta de la Asociación de Autoridades de Control de la Agricultura Ecológica (Intereco) en colaboración con el MARM, para elaborar una normativa que establezca un distintivo para los […]

En el transcurso de las Jornadas de Alimentación Ecológica, organizadas por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) y celebradas recientemente en La Laguna, se presentó una propuesta de la Asociación de Autoridades de Control de la Agricultura Ecológica (Intereco) en colaboración con el MARM, para elaborar una normativa que establezca un distintivo para los centros de restauración oferten productos ecológicos.

La iniciativa, que se presentará oficialmente a finales de noviembre, está orientada a crear un sello de calidad para este tipo de establecimientos, lo que supondría una garantía para los consumidores y contribuiría al incremento del consumo de estas producciones y al desarrollo del sector ecológico.

Actualmente en España un sello o certificación oficial que acredite a este subsector de la restauración 100% ecológico que apuesta por producciones respetuosas con el medio ambiente, con el bienestar animal y la preservación de los recursos, que son obtenidos a partir de sustancias y procesos naturales.

Solo certificaciones privadas o internacionales

Solo Andalucía cuenta con una norma de índole privada en este ámbito y en términos generales, los restaurantes ecológicos españoles se acogen de modo voluntario a certificaciones emitidas por entidades privadas internacionales, como es el caso de Bioland en Alemania, Krav en Suecia, Debio en Noruega, Biosuisse en Suiza o mediante instituciones públicas de otros países como Francia, Finlandia, o Dinamarca.