Ayer martes tuvo lugar la reunión constitutiva de la Comisión de seguimiento de la Estrategia Más Alimento, menos desperdicio, que convocada por el Ministerio ha aglutinado a responsables de las Comunidades Autónomas, a representantes de Organizaciones Profesionales Agrarias y de los sectores de la producción, la industria y la comercialización con el objetivo general de […]

Ayer martes tuvo lugar la reunión constitutiva de la Comisión de seguimiento de la Estrategia Más Alimento, menos desperdicio, que convocada por el Ministerio ha aglutinado a responsables de las Comunidades Autónomas, a representantes de Organizaciones Profesionales Agrarias y de los sectores de la producción, la industria y la comercialización con el objetivo general de lograr reducir el desperdicio de alimentos en todos los ámbitos de la sociedad.

Durante este acto, el director general de la Industria Alimentaria, Fernando Burgaz, repasaba las cinco grandes líneas de actuación de la Estrategia, presentadas por el ministro Arias Cañete el pasado 2 de abril, recordando que se centran en los ámbitos de: conocimiento del problema; establecimiento de buenas prácticas, su difusión y promoción; los aspectos normativos que pueden afectarle; la colaboración con otros agentes; y el fomento y desarrollo de nuevas tecnologías que ayuden a minimizar el problema. 

Conocimiento del problema

Para conocer el cuánto, cómo, dónde y por qué de las pérdidas y desperdicio de alimentos, la iniciativa conllevará la realización de estudios y el diseño de indicadores de evaluación. 

Buenas prácticas

La segunda línea, centrada en la divulgación y promoción de buenas prácticas y acciones de sensibilización, incluirá la elaboración y difusión de guías de buenas prácticas entre agentes económicos y el desarrollo de campañas de información dirigidas a consumidores y restauración.

Aspectos normativos

En relación con el análisis y la revisión de aspectos normativos, objetivo de la tercera línea de actuación, se promoverá la colaboración institucional de cara a una posible revisión de las normas aplicables al sector. 

Colaboración con otros agentes

Por otra parte, la línea dedicada a la colaboración con otros agentes incluirá el impulso de acuerdos de cumplimiento voluntario, la colaboración con los bancos de alimentos y otras entidades benéficas, el fomento de los canales cortos de comercialización y el fomento de auditorías sectoriales y de empresas. 

Nuevas tecnologías

Y junto a estos pilares de la Estrategia, una última línea dedicada al fomento del diseño y el desarrollo de nuevas tecnologías.  

Grupos de trabajo

Tal como se contempla en la Estrategia, y en el marco de competencias de la Comisión de Seguimiento, se han creado cuatro Grupos de Trabajo: el de ‘análisis normativo’, el de ‘estudios y de coordinación con otros agentes’, el grupo de ‘sensibilización y buenas prácticas’ y el de ‘nuevas tecnologías’.  

Burgaz explicó que su cometido se centrará en el desarrollo de propuestas e ideas, para la ejecución de acciones concretas dirigidas a la prevención y reducción del desperdicio alimentario: “En el seno de estos grupos se intercambiarán experiencias, se elaborarán documentos de trabajo dirigidos a la consecución de los objetivos previstos en la Estrategia y se llevarán a cabo cuantos análisis técnicos les sean encomendados por la Comisión en el ámbito para los que han sido creados”.

Artículos relacionados

Las claves de la nueva estrategia contra el desperdicio de alimentos

Seis de cada diez consumidores reconocen que despilfarran alimentos

El Ministerio revisará las fechas de caducidad para evitar el desperdicio de alimentos

Basque Culinary Center, a favor de ‘Residuos Cero’

La mitad de la comida producida en el mundo se desperdicia

Fabricantes y distribuidores contra el desperdicio de alimentos

El Ministerio promueve la reducción de alimentos desechados

Los desperdicios en los restaurantes, a debate

Iniciativa en las redes sociales contra el desperdicio de alimentos


{jathumbnail off}