La Comisión EAT-Lancet ha presentado recientemente un informe en el que recomienda que los consumidores, a nivel global, deberían cambiar sus dietas —especialmente en cuanto a la reducción del consumo de carnes rojas y azúcares añadidos— para ser más saludables y reducir su huella de carbono.

La Comisión está integrada por la fundación internacional sin ánimo de lucro EAT, cuyo objetivo es impulsar una transformación del sistema alimentario a nivel mundial, y por The Lancet, grupo editorial sobre temática médica y de salud con sedes en Londres, Nueva York y Pekín.

El informe, titulado Food in the Anthropocene: the EAT–Lancet Commission on healthy diets from sustainable food systems, tiene la peculiaridad de que se refiere a un marco global integrado y que plantea una serie de objetivos científicos cuantitativos relativos a dietas saludables y producción sostenible, sobre la base de la existencia de suficientes evidencias científicas que vinculan las dietas con la salud en las personas, así como con la sostenibilidad ambiental.

Conclusiones de la Comisión EAT-Lancet

Entre las principales conclusiones de este informe figuran:

Respecto a las dietas saludables

  • Una dieta rica en alimentos de origen vegetal beneficia la salud y el medio ambiente.
  • Duplicar en consumo de alimentos saludables como frutas, verduras, legumbres y frutos secos.
  • Reducir en más del cincuenta por ciento el consumo mundial de alimentos como la carne roja y los azúcares añadidos, una modificación de hábitos que la Comisión considera imprescindibles para lograr dietas saludables.
  • El compromiso es posible de lograr haciendo que los alimentos saludables se encuentren más disponibles, accesibles y asequibles que las alternativas poco saludables, mejorando la información y comercialización.

Respecto a la producción sostenible de alimentos

  • En este aspecto, y para disminuir el riesgo de cambios irreversibles y potencialmente dañinos al planeta, las conclusiones del informe de la Comisión EAT-Lancet proponen establecer una serie de límites dentro de los que la producción mundial de alimentos deberían permanecer.
  • El límite de cambio climático en relación a la producción de alimentos supone que debe acatarse el Acuerdo de París.
  • Dentro de las acciones consideradas para reducir el impacto ambiental de la producción de alimentos se encuentra la acción de reducir a la mitad el desperdicio.

Finalmente, y en relación a ambos puntos, el informe propone invertir en información de salud pública y en educación sobre sostenibilidad al implementar pautas dietéticas basadas en alimentos, y utilizar servicios de atención médica para proporcionar asesoría e intervenciones dietéticas.

Resumen
Título
Conclusiones de la Comisión EAT-Lancet sobre dietas saludables a nivel mundial
Descripción
Según la Comisión EAT-Lancet los consumidores, a nivel global, deberían reducir al 50% el consumo de carnes rojas y azúcares para ser más saludables y reducir su huella de carbono.
Autor