Independientemente del cambio de hora que se hizo efectivo en la madrugada del sábado al domingo pasado, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el IDAE recomiendan contribuir al ahorro de energía, durante todo el año, haciendo un uso inteligente no sólo de la iluminación, sino de todos los equipos de consumo, desde la […]

Independientemente del cambio de hora que se hizo efectivo en la madrugada del sábado al domingo pasado, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el IDAE recomiendan contribuir al ahorro de energía, durante todo el año, haciendo un uso inteligente no sólo de la iluminación, sino de todos los equipos de consumo, desde la calefacción a los electrodomésticos.
Teniendo en cuenta que nos encontramos en la época en que comienzan a encenderse las calefacciones, el IDAE recomienda una serie de pautas que nos pueden ayudar a evitar, tanto en los hogares como en los establecimientos comerciales, un consumo innecesario de energía; además de conseguir un ahorro de dinero y beneficios medioambientales para todos.

Abra las ventanas el tiempo necesario para ventilar las distintas dependencias. En condiciones normales bastan diez minutos para renovar el aire.

Apague la calefacción por la noche, y no la encienda por la mañana, hasta que el local esté ventilado y se hayan cerrado las ventanas.

Cierre los radiadores que no precise para mantener el bienestar en el establecimiento y apague completamente la calefacción si va a estar cerrado más de un día.

Instale burletes y adhesivos en puertas y ventanas; ahorrará entre un 5% y un 10% de energía.

Ponga, si es posible, dobles ventanas o doble acristalamiento; ahorrará un 20% de energía. Tenga en cuenta que el 40% de las fugas se produce por ventanas y cristales.

Instale válvulas termostáticas en los radiadores, o un regulador para la caldera; son fáciles de colocar y se amortizan rápidamente.

Mantenga la temperatura en los 21º C.

No abuse de la calefacción, además de ser perjudicial para la salud, cada grado que aumenta la temperatura consume entre un 5% y un 7% más.

– Si hace una reforma, piense en la posibilidad de instalar algún aislante en techos y paredes.

 

{jathumbnail off}