Las almazaras y cooperativas de la Denominación de Origen Sierra Mágina han adelantado la cosecha para garantizar la calidad de sus vírgenes extra. Los aceites ‘verdes tempranos’ obtenidos en estas fechas serán, de hecho, los que participen en los diferentes premios y certámenes nacionales e internacionales que reconocen la calidad de los aceites virgen extra.

El Consejo Regulador de la DO Sierra Mágina ha trasladado a sus olivareros y almazaras la necesidad de adelantar la fecha de inicio de la recolección de la aceituna, con el objetivo de garantizar la calidad necesaria para que sus 47 vírgenes extra puedan obtener el sello de calidad diferenciada que figura en sus contraetiquetas.

Pese a que la recolección temprana viene siendo una práctica habitual de las cooperativas y almazaras inscritas en esta Denominación de Origen la climatología de estos últimos meses, que ha propiciado una aceleración en la maduración del fruto, unida a una cosecha inferior a la media para estas fechas y a un rendimiento graso avanzado más propio de finales de noviembre ha llevado a un adelanto de la cosecha al mes de octubre.

Previsones

Por todo esto desde el Consejo Regulador se ha recomendado adelantar el inicio general de la campaña con el objetivo de garantizar que puedan obtener la cantidad suficiente de aceite de oliva virgen extra con los criterios de calidad de la Denominación de Origen y que pueda satisfacer la demanda de los consumidores. Con este adelanto se pretende que las almazaras se anticipen al riesgo de una posible caída de fruto del árbol y aseguren su producción de virgen extra calificado.

La previsión de cosecha de esta Denominación de Origen se estima en un 35% con respecto a la pasada campaña, es decir, unas 75.000 toneladas de aceituna, lo cual supone una reducción muy importante, aunque no se llegue a la cifra mínima de hace dos campañas en la que apenas se recogieron 50.000 toneladas.