El aperitivo se ha convertido en un producto vinculado a momentos de convivencia y ocio. A media mañana, por la tarde, acompañando a una bebida por la noche… cualquier ocasión es buena para disfrutar de los snacks.

Las galletas y los frutos secos son los snacks que se consumen con mayor frecuencia, pero según un reciente estudio, se observa en el mercado un incremento del gusto por el consumo de fruta en formato snack y raciones individuales.

En este sentido, el cincuenta por ciento de los consumidores asegura que ha aumentado su consumo de snacks saludables. Una creciente preocupación por su salud, mayor oferta de este tipo de productos en el mercado, el cuidado de la línea, conveniencia, cambios en los hábitos consumo y unas cualidades organolépticas mejoradas, son los principales motivos a los que atribuyen un mayor consumo.

Además de su cada vez más habitual utilización también en la cocina, donde los llamados aperitivos dan lugar a platos tan sabrosos como estas Croquetas de queso de cabra con nueces y arándanos, una receta ofrecida por Aperitivos Medina, todo un referente en ese sector que ha relanzado su marca para cubrir las necesidades cambiantes del mercado con nuevas familias de productos y novedades.

Croquetas de queso de cabra con nueces y arándanos

INGREDIENTES

  • 700 ml de leche
  • 70 g de mantequilla
  • 200 g queso de cabra
  • 50 g de nueces
  • 50g de arándanos
  • 90g de harina
  • 3 huevos
  • 1 taza pan rallado
  • Un poco de nuez moscada
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pan rallado

ELABORACIÓN

Empezamos tostando la harina en una sartén, pero sin dejar que tome color. Después añadimos la mantequilla, removiendo para que se funda con la harina. Poco a poco vamos vertiendo la leche y, a la vez, removiendo con unas varillas, hasta obtener una besamel ligera.

Cuando la tengamos, retiramos la mezcla del fuego y añadimos el queso de cabra, mezclándolo todo bien. Añadimos un poco de nuez moscada, y también las nueces picadas y los arándanos.

Sobre una fuente plana, extendemos la besamel, déjala enfriar. Luego la cubrimos con papel film y la dejamos reposar en la nevera durante mínimo de 6 a 7 horas.

Pasado ese tiempo, vamos elaborando las croquetas con la forma deseada modelando pequeñas porciones de la masa con la ayuda de una cuchara. Las pasamos por huevo batido, y a continuación por el pan rallado.

Las vamos friendo poco a poco en una sartén con aceite muy caliente hasta que se doren por todos lados. Escurrimos sobre papel de cocina y servimos al momento.

Croquetas de queso de cabra con nueces y arándanos
78%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Croquetas de queso de cabra con nueces y arándanos
Publicado el...