Una startup checa, fundada en un garaje de Praga en 2014, está consiguiendo un gran éxito de ventas en casi treinta países, con su creación de una bebida sustitutiva de las comidas. Ahora llega a España con la intención de cambiar la percepción del mercado sobre los alimentos y su consumo.

La historia detrás del éxito es simple y, como a menudo sucede con otras startups que triunfan, personal. En un mundo apresurado y con una economía en continuo crecimiento, los trabajadores están demasiado ocupados para comer y abiertos a experimentar con sus dietas. Bajo este razonamiento, la compañía checa Heaven Labs ha querido ofrecer una solución: MANA, un alimento líquido del que sus creadores aseguran que es saludable y equilibrado, y que desde el punto de vista nutricional es perfecto para remplazar completamente cualquier comida del día.

El lanzamiento del producto en España viene avalado por sus ya 47.000 consumidores en 29 países, en tan solo tres años desde su creación. Heaven Labs había ya registrado una facturación de 1 millón de euros en su primer año de existencia y ha crecido remarcablemente rápido desde entonces.

¿La bebida perfecta?

La fórmula de MANA fue creada en 2014 por un equipo de jóvenes químicos y un empresario que, a pesar de la constante falta de tiempo, no querían que una bolsa de patatas fritas o una pizza congelada se convirtieran en su comida habitual. Las alternativas para comer rápido y sano eran fundamentalmente bebidas o batidos demasiados ricos en azúcares y con insuficiente proteína, fibra o grasas para constituir una comida lo suficientemente saciante para aguantar hasta el próximo tentempié. La búsqueda de una solución se convirtió en un objetivo personal y el resultado fue la creación de un nuevo negocio de éxito.

Una de las claves del éxito de la compañía —afirman sus impulsores— es su tecnología punta, ya que la idea en origen no era crear otro suplemento dietético más o un batido de proteínas, sino un sustitutivo total de la comida, que permita mantener una dieta equilibrada. La producción, que se inició como una comida en polvo y ahora ha evolucionado a bebida, ha llegado a su máxima expresión con una nueva versión mejorada, MARK 3. MANA se basa en declaraciones científicas de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y la Organización Mundial de la Salud, además de fundamentarse en 44 estudios clínicos relativos a sus materias primas. Su fórmula contiene todos los nutrientes que el cuerpo necesita: proteínas, carbohidratos, grasas, fibra, beta-glucanos, vitaminas, minerales, antioxidantes y otros super elementos.

¿El alimento del futuro?

La prioridad de la compañía es conocer hasta el mínimo detalle de los ingredientes utilizados en la fórmula de MANA, por lo que cada uno de ellos es analizado en profundidad en un laboratorio acreditado por el estado checo.

Diseñada como un sustitutivo completo de las comidas, MANA tiene una doble misión: en primer lugar, ser una comida perfecta cuando se va mal de tiempo y, en segundo lugar, aportar una increíble cantidad de valor nutricional en una mezcla única de ingredientes, además de 400 kilocalorías por cada brik individual de 330 ml. Esta bebida cuenta con suficientes carbohidratos para mantener a quien la toma saciado hasta que su ritmo de vida se normaliza.

Además, se trata de una comida líquida adecuada para todo el mundo. En vista de sus características únicas, encaja perfectamente con todas aquellas personas con trabajos y rutinas exigentes, que no pueden o quieren invertir tiempo cocinando, pero desean mantener una dieta sana y equilibrada.

Resumen
Título
Una bebida sustitutiva de las comidas, ¿el alimento del futuro?
Descripción
Una startup checa, fundada en un garaje de Praga en 2014, está consiguiendo un gran éxito de ventas en casi treinta países, con su creación de una bebida sustitutiva de las comidas.
Autor