¿Qué ha supuesto para San Sebastián y Guipúzcoa la apertura de Basque Culinary Center hace ahora cuatro años? A esta pregunta y a otras de calado económico y social ha querido responder el primer informe de impacto socioeconómico de Basque Culinary Center que hoy se ha presentado en las instalaciones de la facultad en San Sebastián.

Más allá de las valoraciones cualitativas y del reconocido prestigio que ha supuesto contar con la primera facultad de gastronomía del Estado, y de ser sin duda un referente internacional, Basque Culinary Center ha tenido en San Sebastián y en Guipúzcoa una importante repercusión económica que blanco sobre negro dibuja su contribución en determinados indicadores de la economía guipuzcoana tales como el PIB, el empleo generado o el gasto directo o indirecto.

Las cifras son elocuentes: Basque Culinary Center, integrada por la Facultad de Ciencias Gastronómicas de Mondragon Unibertsitatea y un Centro de I+D en el ámbito de la alimentación y la gastronomía ha generado en estos cuatro años 45 millones de euros en la cadena de producción guipuzcoana, lo que supone una contribución al PIB de casi 24 millones de euros. Trasladado a términos de empleo, estos datos equivalen a 390 puestos de trabajo traccionados a lo largo del cuatrienio.

El director de Basque Culinary Center, Joxe Mari Aizega, ha presentado hoy el informe de Evaluación del impacto socioeconómico de Basque Culinary Center acompañado de Iñigo Arteche, director de Evaluación y Consultoría de Ikertalde, grupo consultor que ha realizado el estudio. El objetivo del informe ha sido precisamente cuantificar la actividad de Basque Culinary Center a lo largo de estos cuatro años y especialmente la de su último curso, cuando tras graduarse su primera promoción, ha alcanzado en términos de impacto anual su velocidad de crucero.

El gasto por persona

El estudio parte de la actividad que generan cuatro años de Basque Culinary Center. Por un lado, con su actividad académica y docente, centrada en su grado en Gastronomía y Artes Culinarias, sus másteres, y sus cursos de especialización para profesionales y entusiastas. Por otro, con el desarrollo de congresos y otros eventos para la promoción de la cocina. Y por último, una tercera vía materializada a través de su actividad de I+D+i, a lo que hay que añadir un servicio culinario de cafetería.

Un resumen de las cifras que soportando toda la actividad del centro solo durante el curso 2014-2015 apunta a más de 200 docentes y colaboradores externos, más de 2.000 alumnos, más de 7.000 asistentes a eventos y 8.800 visitantes. El conjunto de estancias que supone tanto el área formativa como la de eventos para promoción de la gastronomía ha sido próxima a las 150.000 jornadas/persona.

A partir de ahí el estudio realiza una estimación del impacto directo (el gasto que desarrolla la actividad propia del BCC y que contribuye a la riqueza local y territorial); el impacto indirecto (generado por alumnos, familiares, congresistas e investigadores); y el inducido (la suma del gasto directo y el indirecto con un efecto multiplicador sobre la economía territorial) a lo largo del curso 2014-2015, para plasmar el impacto anual que puede significar Basque Culinary Center a partir de ahora, de forma anual y prolongada en el tiempo.

Las cifras indican que sólo el ejercicio 2014-2015 ha supuesto una inyección en el tejido económico de 4,7 millones, un gasto indirecto de 5,5 millones y una producción total de 15,3 millones. Estas cifras suponen una contribución al PIB de 8,2 millones de euros y 133 empleos anualizados. Todo ese volumen de actividad — gasto, producción y empleo— traccionado por el BCC genera unos ingresos públicos anuales en sus diferentes niveles institucionales vía imposición fiscal y seguridad social de 2,4 millones.

El estudio a partir de estos datos, y teniendo en cuenta el incremento de actividad, y de visitas anuales, realiza una estimación del impacto socioeconómico de Basque Culinary Center a lo largo de estos cuatro años de vida.

Actividad periodo 2011-2015

  • Una actividad inducida o traccionada por todo ello que ha supuesto una cadena de producción de 45 millones de euros y que ha generado un PIB de 24 millones de euros. Esto equivaldría a la actividad de 390 empleos traccionados en todo el periodo.
  • Un impacto directo estimado, entendido como gasto inyectado en el tejido local- por parte de Basque Culinary Center a través de su estructura- que ascendería a 16,8 millones euros.
  • Un impacto indirecto o gasto generado por los estudiantes de Basque Culinary Center y familiares, amigos, procedentes de fuera de la CAE que los visitan, congresistas, asistentes a eventos de diversa naturaleza… que generaron un gasto local, en especial en su tejido empresarial de economía urbana, de 13,2 millones euros.

Esta producción supone que la Administración ha recaudado a través de las distintas vías impositivas y de la seguridad social en este tiempo 6,7 millones de euros. Ello significa que ha multiplicado 1,5 euros los 4,4 millones de euros subvencionados transferidos a los ejercicios contables citados durante ese mismo periodo. Además, el estudio indica que este impacto económico es la síntesis de un impacto creciente, que parte de 2011, con sólo un primer curso de alumnos matriculados y un futuro por construir, ha ido creciendo sistemáticamente cada año.

Hay que destacar también la proyección exterior de Basque Culinary Center que han reflejado los medios de comunicación, donde sólo en prensa escrita estatal se contabilizaron más de 1.000 apariciones en el curso 2014-2015, más de 1.700 artículos online y 11.000 post en las redes sociales, con un contravalor económico de 7,5 millones de euros, lo que supone una valiosa campaña no sólo para Basque Culinary sino también para Donostia y el País Vasco, mostrándose asimismo como un agente colaborador en la proyección de la marca Basque Country.

El futuro

Estas cifras han sido posibles, según indica el estudio, gracias a los diez rasgos esenciales que caracterizan Basque Culinary Center.

  1. Nace y se apoya en un contexto de oportunidad.
  2. Es un fenómeno global, concebido desde su inicio con el soporte de un Consejo Asesor Internacional de grandes profesionales de 10 países diferentes.
  3. Proyecto de crecimiento explosivo.
  4. Organización pionera y líder, al ser la primera facultad de Ciencias Gastronómicas y un proyecto innovador, que la convierten en pionera en este campo. Una posición de privilegio y apuesta por convertirse en el “Cambridge de la gastronomía”.
  5. Punto de encuentro internacional de la excelencia profesional.
  6. Proyecto colectivo y colaborativo.
  7. Acelerador económico transversal. Un catalizador económico de la gastronomía del territorio que redunda sobre la competitividad de las actividades económicas transversales conexas.
  8. Referente del territorio: seña de identidad de ciudad y agente de país.
  9. Herramienta de colaboración público-privada.
  10. Principio del camino. Tras cuatro años de actividad se cubre una primera etapa de lanzamiento que constituye tan sólo el punto de partida de un proyecto de vocación transformadora de largo plazo.

Así, más allá de las cifras económicas, el estudio recoge otros impactos importantes, más de tipo cualitativo, que apuntan a que los rasgos que han definido el surgimiento de Basque Culinary Center lo conviertan en un potencial transformador de futuro desde diferentes perspectivas, entre las que se encuentra ser un colaborador privilegiado en la proyección e imagen de país a través de su Consejo Asesor Internacional, de la I+D+i, etcétera.

Pero además se ha formado una red de embajadores gastronómicos alimentada por la salida de cien egresados anuales que diseminarán la imagen y conocimiento no sólo del Basque Culinary Center sino de San Sebastián y de Euskadi en general.

Y como tercer eje, BBC será una herramienta de transformación competitiva del sector de la restauración, el turismo, la gastronomía e industria agroalimentaria en general en el País Vasco y en el conjunto del Estado.

Resumen
Título
Cuatro años de Basque Culinary Center
Descripción
El director de Basque Culinary Center, Joxe Mari Aizega, ha presentado hoy el informe de 'Evaluación del impacto socioeconómico de Basque Culinary Center'.
Autor