La organización de ganaderos UPA ha valorado positivamente la normativa recién aprobada en Cataluña para la venta directa de leche cruda. Los ganaderos valoran la venta de leche cruda como un método para diversificar su explotación y obtener un valor añadido por su producto y piden al Gobierno que regule esta práctica en toda España.

“El estado sanitario de nuestra cabaña ganadera es excelente y la leche cruda es perfectamente segura si se cumplen las recomendaciones de consumo”, señalan desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, organización que se ha posicionado a favor de la venta directa de leche cruda por parte de las explotaciones ganaderas españolas. La reciente aprobación de un decreto que regula esta práctica en Cataluña ha despertado el interés de todo el sector ganadero y también ciertas dudas por parte de los consumidores en relación con este producto.

“Los ganaderos podemos suministrar sin ningún problema un producto sobre el que existe un interés creciente. La regulación en Cataluña hace urgente la aprobación de una normativa nacional que deje claras las normas a los ganaderos y dé todas las garantías a los consumidores”, explica Román Santalla, secretario de Ganadería de UPA.

Leche cruda, hervida y bien conservada

Y es que los ganaderos lácteos ven en la venta de leche cruda una oportunidad para diversificar sus explotaciones y obtener un precio justo por una leche de primera calidad. El estado sanitario de la cabaña ganadera española es excelente, por encima de la media europea, por lo que la leche cruda, aseguran desde UPA, puede venderse sin problema y consumirse sin miedos, teniendo en cuenta siempre que hay que hervir la leche y conservarla correctamente —un máximo de 72 horas desde el ordeño— para eliminar los posibles microorganismos.

En este sentido, Román Santalla recuerda que “los consumidores saben que hay que lavar bien las verduras, cocinar bien la carne o congelar el pescado para que su consumo sea perfectamente seguro. Es posible y justo que la leche cruda tenga un hueco en el mercado español, no vemos ningún problema en ello”.

Eso, si, a juicio de UPA, la normativa debe ser muy exigente con los requisitos sanitarios que tienen que cumplir las explotaciones que quieran comercializar leche cruda. “El objetivo principal es que los consumidores puedan disponer de un producto exquisito, con gran potencial gastronómico y con todas las garantías sanitarias. Es posible, justo y necesario regular la venta directa de leche cruda”, aseguran los ganaderos.

Resumen
Título
En defensa de la venta directa de leche cruda
Descripción
UPA valora positivamente la normativa recién aprobada en Cataluña para la venta directa de leche cruda como un método para diversificar su explotación y obtener un valor añadido por su producto.
Autor