Dormir en los confines del mundo, dormir sobre las nubes, frente al Atlántico, frente al infinito, descansar sobre un manto de estrellas, bajo la vía láctea… es la propuesta de un nuevo hotel situado en el Cabo de Finisterre (A Coruña), considerado por los romanos como el fin del mundo y declarado Patrimonio Europeo en 2007.

Galicia estrena un establecimiento hotelero, O Semaforo de Fisterra, situado en un emplazamiento privilegiado, el Cabo de Finisterre (Cabo de Fisterra en gallego), al lado del Faro, un punto geográfico que los romanos consideraban como el más occidental del entonces mundo conocido y actualmente uno de los destinos más visitados de Galicia.

El nuevo establecimiento acaba de finalizar las obras de reforma y acondicionamiento de los dos espacios turísticos que ofrece, hotel y restaurante, y que han dado como resultado cinco exclusivas habitaciones, cada una tematizada con un atributo característico de su ubicación. Quienes allí se alojen podrán elegir entre la habitación dos naufraxios, la habitación dos ventos, habitación stellae, habitación dos faros, y la habitación semaforo. Un equipamiento al máximo nivel y una decoración que conjuga modernidad, elegancia y tradición con el entorno y la cultura que representa este lugar emblemático.

Apuesta por el producto gallego

Dispone de un restaurante abierto al público donde se han decantado por una cocina tradicional, recuperando antiguos platos de puchero y guisos tradicionales de esta zona. Todo ello conjugando con una cuidada puesta en escena y la más excelente materia prima de esta comarca. El visitante también podrá optar por la taberna mariñeira que está anexa al complejo, O Refuxio, una opción rápida e informal de reponer fuerzas y poder deleitarse de las más espectaculares puestas de sol frente a O Centolo.

Como guinda de este magnífico proyecto, la propiedad ha querido llevar a cabo un novedoso minicentro de interpretación, para que el viajero tenga acceso a información de interés de la zona, del faro, de los naufragios, de las leyendas, da costa da morte, etc. A través de tecnología NFC y códigos QR, se ha desarrollado un pequeño circuito a través del cual el visitante podrá tener información de doce puntos de interés cultural, histórico y patrimonial de una manera amena, cómoda y autónoma.

La firme apuesta de los nuevos gestores por la puesta en valor del está garantizada, el visitante podrá acceder a toda una amplia gama de productos gourmet de Galicia, para poder degustar in situ o para llevar de recuerdo.

Resumen
Título
Dormir en el fin del mundo
Descripción
Dormir en los confines del mundo, dormir sobre las nubes, frente al Atlántico, frente al infinito, descansar sobre un manto de estrellas, bajo la vía láctea… es la propuesta de un nuevo hotel en el Cabo de Finisterre.
Autor