Se ha constatado científicamente que el extracto de ajo inhibe el crecimiento invitro de la bacteria Helicobacter pylori causante, por ejemplo, de la úlcera gastroduodenal.

En la mesa redonda “El ajo, mito o ciencia”, moderada por Ignacio Gracia Fernández, profesor del Departamento de Ingeniería Química de la Facultad de Químicas de la UCLM,  se expusieron las conclusiones de los estudios desarrollados por científicos y médicos del Hospital Ramón y Cajal y doctores de la Universidad de Castilla-La Mancha, donde se ha constatado científicamente que el extracto de ajo inhibe el crecimiento invitro de la bacteria Helicobacter pylori causante, por ejemplo, de la úlcera gastroduodenal.

Alternativa a la viagra

Además, los extractos de Ajo Morado de Las Pedroñeras inhiben el crecimiento de células tumorales humanas y se ha demostrado que los extractos de Ajo Morado de Las Pedroñeras tienen, es decir, promueve la vasodilatación del tejido eréctil humano, con resultados similares a los obtenidos con el fármaco Viagra. Además protege al corazón en determinadas enfermedades debido a que “sus cualidades evitan que las plaquetas sanguíneas se agreguen y obstruyan los vasos arteriales”.

Reduce el colesterol

En el apartado denominado “Ajo, medicina y salud”, el naturópata Francisco Trujillo fue el encargado de iniciar la sesión, explicando las excelencias de este producto desde el punto de vista de la medicina natural.

En concreto, el profesor Trujillo subrayó que el ajo morado es antibacteriano, posee una función específica en la purificación de la sangre y reduce el colesterol, lo que sirve para ciertas deficiencias orgánicas, como la claudicación intermitente (deficiencia orgánica que se produce en las piernas)”.

Ajo y cáncer

Afirmaba el profesor Trujillo que, dentro de la medicina natural o alternativa, se han realizado diferentes estudios que demuestran que el ajo es un gran aliado en la prevención y la remisión del cáncer: “Hemos cotejado tres cualidades importantísimas del ajo con los tres factores que se cumplen en todo enfermo de cáncer”.

En concreto, los enfermos de cáncer tienen un Ph sanguíneo muy bajo, y por consiguiente muy poco oxígeno en la sangre, además de poseer una gran carga bacteriana y un exceso de toxicidad en la sangre: “Si estos tres factores los cruzamos con las tres grandes propiedades del ajo, es decir, es un producto alcalino, lo que supone que controla el Ph sanguíneo, aporta más oxígeno en la sangre y además es antibacteriano, depurativo y nivela el colesterol, tenemos como resultado que el ajo es un importante aliado a la hora de frenar esta enfermedad”.

Cómo comer el ajo

Pero, ¿cuál es la manera más adecuada de comer ajo?, según Francisco Trujillo, “cuando hablamos del ajo en gastronomía, se puede tomar de cualquier manera; pero cuando hablamos del ajo frente a alguna deficiencia orgánica, aconsejo tomar dos dientes de ajo diarios, siempre bajo supervisión de un profesional de la salud que nos diga la dosis diaria recomendada”.

Sin embargo su recomendación son dos dientes de ajo diarios, partidos por la mitad, con el tallo interior extraído (a fin de evitar que repita), o en pequeños trocitos cortados, ingeridos con un poco de agua, o bien untado ligeramente en tostada de pan con tomate y aceite de oliva virgen extra.

Resumen
Dos ajos diarios como alternativa a la Viagra
Título
Dos ajos diarios como alternativa a la Viagra
Descripción
Se ha constatado científicamente que el extracto de ajo inhibe el crecimiento invitro de la bacteria Helicobacter pylori causante, por ejemplo, de la úlcera gastroduodenal.
Autor