El equipo español formado por Jordi Bordas, Josep Maria Guerola y Julien Álvarez, se hizo ayer lunes 24 de enero con la Copa del Mundo de Pastelería, después de haber superado a los representantes italianos (medalla de plata) y belgas (bronce) en el concurso bianual que se celebra en Lyon, Francia, dentro del marco del […]

El equipo español formado por Jordi Bordas, Josep Maria Guerola y Julien Álvarez, se hizo ayer lunes 24 de enero con la Copa del Mundo de Pastelería, después de haber superado a los representantes italianos (medalla de plata) y belgas (bronce) en el concurso bianual que se celebra en Lyon, Francia, dentro del marco del Salón Internacional de la Restauración, la Hostelería y la Alimentación (SIRAH).

El concurso, que enfrentó a 19 países, obliga a los equipos a realizar tres creaciones: una en chocolate, otra a base de azúcar y la última en hielo tallado. Los trabajos son valorados por un jurado compuesto por un miembro de cada uno de los países participantes, bajo los criterios de degustación -que representa 60% de los puntos- artístico y de complejidad del trabajo.

Los españoles basaron la temática de sus creaciones en la obra de Julio Verne “La vuelta al mundo en ochenta días”, representando un indio de azúcar, un tren de chocolate y una brújula de hielo.

Y en pocos días…el Bocuse d’Or

En los próximos días y en el mismo marco del certamen SIRAH tendrá lugar también la celebración del prestigioso concurso mundial de gastronomía Bocuse d’Or, en el que otro español, el granadino Juan Andrés Rodríguez Morillas, aspirará al título de Mejor Cocinero del Mundo.