El ministro Arias Cañete ha explicado que el Gobierno está evaluando la situación de la sequía en todas las CCAA y las comarcas para conocer el efecto de la falta de lluvia sobre el territorio. En palabras del ministro, “se está evaluando la situación, atentos a los pronósticos meteorológicos del mes de marzo, que es […]

El ministro Arias Cañete ha explicado que el Gobierno está evaluando la situación de la sequía en todas las CCAA y las comarcas para conocer el efecto de la falta de lluvia sobre el territorio. En palabras del ministro, “se está evaluando la situación, atentos a los pronósticos meteorológicos del mes de marzo, que es un mes crucial para tomar decisiones y tener preparada toda la batería de medidas por si fuera necesario ponerlas en marcha”.

En rueda de prensa durante la celebración del Consejo Asesor de Medio Ambiente, Arias Cañete ha confirmado que “todavía tenemos una situación de los embalses que nos permitiría una cierta holgura, así como una situación de recarga en los acuíferos que no está en muy malas condiciones. No vamos a esperar para redactar las normas a que haya sequía, pero se aplicarán cuando esta se desencadene”, ha concretado.

Preocupación por la política de agua

En lo referente a la política del agua, Arias Cañete ha informado que en el transcurso del Consejo Asesor se ha pasado revista a la situación en que se encuentra toda la política: “Fundamentalmente, he trasladado la enorme preocupación que tiene el Gobierno por esta cuestión en todos los aspectos” ha reconocido el ministro.

Desaladoras y depuración

En la reunión del Consejo Asesor de Medio Ambiente se ha analizado también la situación de las desaladoras, en un momento, ha declarado, “en que pudiera ser interesante ponerlas en marcha si avanzara la situación de sequía, pero resulta que de las 57 previstas en estos momentos, sólo están en funcionamiento 21 de esas desaladoras, y sólo producen 120 hectómetros cúbicos frente a los 678 hectómetros cúbicos que tenían que estar produciendo”.

Arias Cañete ha manifestado su compromiso para impulsar una política rigurosa y seria que cumpla los compromisos comunitarios. Por este motivo, el ministro ha adelantado que se va a poner encima de la mesa un calendario de actuaciones, se van a adquirir compromisos políticos serios y, según ha indicado “se va a pedir la comprensión que España necesita, defendiendo, eso sí, jurídicamente ante los Tribunales de Justicia de la UE nuestro caso”.

Objetivo: alcanzar el 100% de la depuración de aguas

Además, el ministro ha explicado que el Gobierno quiere terminar con estos planes de cuenca, alcanzar el 100% de la depuración de aguas en nuestro país y aumentar el volumen de agua reutilizada hasta llegar a los 650 hectómetros cúbicos. “Una ambiciosa política hidráulica que culminará con un gran Pacto Nacional del Agua, de carácter estratégico, que desemboque en un Plan Hidrológico Nacional que nos permita garantizar el abastecimiento del agua en todo el territorio”, ha concluido.