El edificio Sarmiento, uno de los cinco inmuebles (y un sexto en construcción) que componen el Museo de Pontevedra, albergará un restaurante, cuya concesión saldrá a concurso público y funcionará en régimen de concesión administrativa, según han señalado portavoces provinciales. Según señalaba el presidente de la Diputación, Rafael Louzán, durante una reciente visita a las […]

El edificio Sarmiento, uno de los cinco inmuebles (y un sexto en construcción) que componen el Museo de Pontevedra, albergará un restaurante, cuya concesión saldrá a concurso público y funcionará en régimen de concesión administrativa, según han señalado portavoces provinciales.

Según señalaba el presidente de la Diputación, Rafael Louzán, durante una reciente visita a las instalaciones, se trata de un plan que combina el arte y la gastronomía «para que sirva también como reclamo para los visitantes».

«Intentaremos que las cocinas, el restaurante y la tapería cuenten con un equipamiento básico para estimular a los futuros responsables del restaurante pero también para garantizarnos que el contrato no será muy largo, de modo que si la empresa funciona bien se mantiene y si no se cambia», puntualizaba Rafael Louzán.

También cafetería con vistas a la ciudad

Entre los espacios previstos, figura también una terraza que se situará entre el sarmiento y el Sexto Edificio, actualmente en construcción, así como una cafetería que se ubicará en la última planta del sexto edificio y brindará unas inmejorables vistas sobre el centro histórico de la ciudad.

Un complejo arquitectónico con mucha historia

El Edificio sarmiento inició su construcción en torno a 1695 y se finalizó en 1714, siguiendo las pautas del barroco internacional y posiblemente según planos trazados en Roma, adaptados a fórmulas de tradición local, como sede del Colegio de la Compañía de Jesús.

El llamado Sexto Edificio, todavía en construcción, está emplazado en la huerta de la Compañía de Jesús, detrás de la iglesia parroquial de San Bartolomé y del Edificio “Sarmiento” con el cual se comunicará. La incorporación de este nuevo edificio al Museo de Pontevedra, supondrá la dotación de diez mil metros cuadrados más para salas de exposiciones, tanto permanentes como temporales, talleres de restauración, auditorio con capacidad para doscientas personas, aparcamiento y la cafetería mencionada.