El Palau Robert de Barcelona está preparando, para principios de 2012, una gran exposición dedicada al genio creador de Ferran Adrià, el cocinero más influyente de finales del siglo XX y principios del XXI, reconocido internacionalmente por el talento y la capacidad de innovar que ha aplicado en la gastronomía. La exposición, titulada Ferran Adrià […]

El Palau Robert de Barcelona está preparando, para principios de 2012, una gran exposición dedicada al genio creador de Ferran Adrià, el cocinero más influyente de finales del siglo XX y principios del XXI, reconocido internacionalmente por el talento y la capacidad de innovar que ha aplicado en la gastronomía.

La exposición, titulada Ferran Adrià y elBulli, pretende reconocer la trayectoria del restaurante elBulli y de quien ha sido considerado «el mejor cocinero del mundo», un catalán que ha revolucionado el mundo gastronómico con la invención de nuevas técnicas culinarias y que ha descubierto una nueva forma de ver la cocina.

Los nombres de Ferran Adrià, Juli Soler, Albert Adrià y de todo el equipo creativo del restaurante elBulli se asocian con valores como la creatividad, el talento, la imaginación, la innovación, el liderazgo, el trabajo en equipo, la obra bien hecha, el riesgo, la internacionalización y la solidaridad.

Esta propuesta expositiva, producida por la Generalitat con el apoyo público y privado, llega en el momento en que elBulli cerrará a finales de este verano para transformarse en un centro de experimentación y de innovación gastronómica que difundirá sus creaciones por Internet a partir del 2014. La muestra servirá para entender mejor la transformación de elBulliRestaurant en elBulliFoundation.

Programa de actividades paralelas

En paralelo a la exposición, el Palau Robert organizará un programa de actividades educativas dirigidas a alumnos de primaria, secundaria, bachillerato, escuelas de hostelería y universidades; visitas guiadas para escolares y para el público, así como conferencias y actos diversos que contribuirán a difundir el mensaje de la exposición.

La capacidad de atracción, la excelencia  y la fama tanto de Ferran Adrià como del restaurante elBulli coinciden con un momento en el que la gastronomía catalana se ha situado en la primera línea mundial y en el que Catalunya tiene previsto pedir de forma oficial a la UNESCO que declare la gastronomía catalana patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, tal como ocurrió con los castellers.