Organizado por la Fundación para la Cultura del Vino (FCV), y la Asociación de Amigos del Románico, el concurso fotográfico ‘Románico y vino’ celebró ayer jueves la entrega de sus premios, un acto que tuvo lugar en la sede del Ministerio de Agricultura en Madrid. En su primera edición, el ganador del certamen, a juicio […]

Organizado por la Fundación para la Cultura del Vino (FCV), y la Asociación de Amigos del Románico, el concurso fotográfico ‘Románico y vino’ celebró ayer jueves la entrega de sus premios, un acto que tuvo lugar en la sede del Ministerio de Agricultura en Madrid.

En su primera edición, el ganador del certamen, a juicio del jurado de expertos, ha sido el madrileño Asier González con su obra Rosado de la cripta de Orisoain, una composición de una cripta y una copa de vino descansando sobre una mesa, mientras que el jurado popular se ha decantado por la toma del navarro Esteban Salinas, Grandes esperanzas, que representa un monje al cuidado de una bodega.

“Base de nuestra cultura»

Durante la clausura del concurso fotográfico, el Subsecretario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Jaime Haddad, manifestó el interés de su Departamento por apoyar iniciativas “que difundan el patrimonio artístico y culinario de España como base de nuestra cultura, pero también de nuestra proyección internacional y de nuestra imagen como país”.

“Se trata, por una parte, de un reflejo de la excelencia de uno de nuestro productos emblemáticos como el vino y, por otra, del esplendor de nuestros monumentos, como una opción válida al turismo tradicional, lo que supone, en definitiva, un exponente de la vitalidad de nuestros recursos”, apuntaba Haddad.

El Subsecretario subrayaba también la originalidad de la iniciativa “en la que se yuxtaponen el siglo XI con el entorno del románico y el siglo XXI a través del vino, elementos entre los que existen mil años de diferencia”.

{jathumbnail off}