La Asociación Bebidas Refrescantes (ANFABRA) celebraba esta semana en Madrid su Asamblea anual bajo un moderado optimismo ante las señales de recuperación de consumo, especialmente en hostelería. La Asociación representa un sector que aporta 12.000 millones de euros a la economía nacional, en un entorno complicado por una crisis prolongada.

En este contexto de recuperación del consumo ANFABRA prevé un crecimiento de la facturación de casi medio punto (0,44%) entre los años 2013 y 2014 lo que apunta una ligera mejoría. En este sentido Josep Puxeu, director general de la Asociación, declara que “afortunadamente para los fabricantes y miembros de esta Asociación, España cuenta con los dos de los pilares más importantes para el consumidor de bebidas refrescantes, la hostelería y el turismo, que han arrojado datos positivos en los últimos meses”.

Las bebidas refrescantes conforman un sector importante en la economía española, debido fundamentalmente a su capilaridad y al 100% de penetración entre la población. Existen más de 2.000 referencias, con una media de 150 nuevos lanzamientos, con el objetivo de que el consumidor tenga opciones entre las que elegir libremente.

Por ejemplo, los nuevos hábitos de consumo, gusto y estilo de vida han hecho que en los últimos años haya crecido la demanda de bebidas light y cero (del 15% al 30% en los últimos 10 años) y ya superan el 30% del total de bebidas refrescantes, además de una subida de las tónicas de un 7,3% en el año 2013.

La etiqueta virtual

El próximo 13 de diciembre comienza a aplicarse el nuevo Reglamento comunitario sobre el etiquetado alimentario y el sector lo ha incorporado de forma voluntaria mucho antes su entrada en vigor.

Para mejorar la compresión de la información del etiquetado se ha desarrollado una etiqueta virtual de una lata de refresco ‘tipo’ que se puede consultar en esta dirección. Desde un punto de vista educativo esta iniciativa ayuda a entender y a interpretar la información, ayudando a los consumidores a hacer sus elecciones fundamentadas.